Ejemplos ?
Pero el viento que aquella nave aleja de aquel mozo de tan leve apetito, también lleva consigo ruego y queja de la infeliz Olimpia, y llanto y grito; la cual tres veces, por su mal coteja si ha de arrojarse al mar desde el granito; mas cesa al fin de ver el agua brava, y vuelve allá donde la tienda estaba.
De suerte que no se puede echar de ver de ningún modo, si no se coteja entre sí todo lo que los tres evangelistas, Mateo, Marcos y Lucas, sobre esto dicen, por cuanto uno dice algunas cosas con más oscuridad, y otro las explica más, para que las que aparecen concernientes a una misma cosa, se advierta cómo y en qué sentido las dicen; lo cual procuré hacer en una carta que escribí a Hesiquio, de buena memoria, obispo de la ciudad de Salona, cuyo título es Sobre el fin de este siglo.
Así por ejemplo, se puede efectuar el estudio de las instituciones romanas en comparación con los textos de la actual Constitución Española; las estructuras sociales o la familia romana pueden relacionarse con los modelos sociales y familiares actuales; del mismo modo, el ejercito romano o las prácticas bélicas de la antigüedad cobran mayor relevancia si se coteja su tratamiento con el de las noticias cotidianas sobre conflictos armados, mientras que la discriminación en el mundo antiguo adquiere un significado más próximo si se compara con la actual.
En efecto; eligieron un templo consagrado a la deidad de Juno, no con el ánimo de que de él no se pudiesen extraer los cautivos, sino para que dentro de su amplitud fuesen encerrados con mayor seguridad. Coteja, pues, ahora aquel asilo y lugar privilegiado, no como quiera dedicado a un dios ordinario o de la turba común, sino consagrado a la hermana y mujer del mismo Júpiter y reina de todas las deidades, con las iglesias de nuestros Santos Apóstoles, y observa si puede formarse paralelo entre unos y otros asilos.
Ya te veo, ya oigo sonar tu lira, y las flechas de tu aljaba; por estas señales reconozco al dios que me ayuda. Coteja con la púrpura de Tiro la lana teñida en la caldera de bronce de Amiclas, y ésta te parecerá más grosera; así vosotros comparad vuestras amigas con las más hermosas, y cada cual comenzará por avergonzarse de la suya.
Don Juan de Andueza era todo lo que hay que ser de tarambana y mozo tigre. Para esto de chamuscar casadas y encender doncellas no tenía coteja.
Al día siguiente y muy con el alba, Judas, que era extranjero en Jerusalén y desconocido para el vecindario, se fue a la plaza del mercado y se anduvo de grupo en grupo ganoso de averiguar el cómo el pueblo comentaba los sucesos de la víspera. -Ese Judas es un pícaro que no tiene coteja -gritaba uno que en sus mocedades fue escribano de hipotecas.
Una que iguala a la Cumana en vieja o a Hécuba tal vez, llamó al piloto y preguntóle qué mejor coteja: si dejarse matar o si hacer voto de serles siervos como mansa oveja, según el uso que hay allí remoto.
Ganar seis era dar mantilla. Coteja se decía por dos gallos de igual peso y tamaño, y que antes de salir á la arena habían sido topados por sus dueños.
El Financial Times coteja y publica un número de índices financieros de mercado, los cuales reflejan el cambio en el valor de los componentes.
Este catalogue raisonné coteja mapas y listas de los Amigos de Maddingley Park, el libro de referencia de Peter Cox Australian Roses y la página de internet "Help Me Find Roses".
Más tarde, Darcy googlea "Beadie" y coteja los registros de los negocios de Bob con los lugares de los asesinatos, descubriendo que Bob se encontraba en las proximidades de la mayoría de los crímenes.