cosmopolita


También se encuentra en: Sinónimos.

cosmopolita

(Del gr. kosmos, mundo + polites, ciudadano.)
1. adj./ s. m. y f. Se refiere a la persona que ha vivido en muchos países y que le gusta viajar y conocer nuevas costumbres y culturas.
2. adj. Que es común a todos los países o a muchos de ellos especie cosmopolita. internacional, universal
3. Se aplica al lugar, ciudad, país donde hay gente o costumbres de muchos países se trata de una urbe cosmopolita donde han convergido asiáticos, latinoamericanos y anglosajones.

cosmopolita

 
adj.-com. Que considera a todo el mundo patria suya.
Díc. de la persona a la que le gusta mucho viajar.
adj. Díc. de lo que es común a todos los países o a los más de ellos.
Que puede vivir o aclimatarse a todos los países.

cosmopolita

(kozmopo'lita)
abreviación
1. persona que ha recorrido varios países, conoce su cultura y los considera su propia patria ciudadanía cosmopolita
2. que pertenece a varios países política cosmopolita
3. lugar que es visitado por personas de distintos países y culturas Brasil es un país cosmopolita.
Sinónimos

cosmopolita

Traducciones

cosmopolita

cosmopolite

cosmopolita

cosmopolita

cosmopolita

cosmopolita

cosmopolita

κοσμοπολίτικη

cosmopolita

kosmopolitní

cosmopolita

קוסמופוליטי

cosmopolita

コスモポリタン

cosmopolita

코스 모폴리탄

cosmopolita

Cosmopolitan

cosmopolita

ADJ & SMFcosmopolitan
Ejemplos ?
Que el hombre sepa cuándo le falta razón a su patria, para defender las patrias que la tienen, y evitar agresiones internacionales que son la vergüenza de nuestro tiempo, que sepa que no es el fanatismo quien engrandece las patrias modernas, sino el trabajo, y que no hablan a cada momento de la patria los que la engendran, sino los que la explotan. Marchamos rápidamente a nuevas instituciones sociales, de carácter cosmopolita.
En cuanto al «Capítulo que se le olvidó a Cervantes», le diré a usted que, por bueno que sea, es imitación, y como tal, de menos mérito que las excelentes partes originales que contiene El Cosmopolita».
Heine, dotado de inspiración nómada y cosmopolita, coge sus argumentos donde los encuentra; pasa de la Biblia al Shah-nameh, del Shah-nameh al Ramayana, del Ramayana al Edda escandinavo y del Edda escandinavo a los romanos castellanos, a las baladas escocesas o a los flabiaux franceses.
Una noche en Florencia, asomado a un balcón, escuché a unos cantores populares de los que amenizan con sus romanzas la digestión de la muchedumbre cosmopolita albergada en los hoteles inmediatos al río.
Nuestro país integrado fundamentalmente por corrientes migratorias europeas, a finales del siglo XIX, y en la primera mitad del siglo XX, y luego por corrientes migratorias de nuestra propia región sudamericana, en la segunda mitad del siglo y en lo que va, nos constituye en una nación absolutamente cosmopolita y respetuosa de los derechos de todos los habitantes de nuestro país.
Y aunque este cuerpo político se halla todavía en estado de burdo proyecto, sin embargo, ya empieza a despertarse un sentimiento en los miembros, interesados en la conservación del todo; lo que nos da esperanza de que, después de muchas revoluciones transformadoras, será a la postre una realidad ese fin supremo de la Naturaleza, un estado de ciudadanía mundial o cosmopolita, seno donde pueden desarrollarse todas las disposiciones primitivas de la especie humana.
Sin duda alguna, los períodos más antiguos, cuyos documentos habrán desaparecido hace tiempo, los considerará desde el punto de vista de su interés, es decir, estimará tan sólo lo que pueblos y gobiernos han hecho en pro o en contra del sentido cosmopolita.
La literatura, muy particularmente, es tan peculiar a cada pueblo, como las facciones del rostro entre los individuos: la influencia extraña es pasajera en ella; pero en su esencia no está, ni puede estarlo, sujeta a otros cambios que a los que trae consigo el progreso del país a que pertenece. La ciencia es una matrona cosmopolita, que en todas las zonas se aclimata, y se nutre con los frutos de todos los climas.
Cada día se levanta acogedora y cosmopolita y va dejando como estela de recuerdos imborrables, las costumbres tradicionales del ayer.
Una inmensa toldería de toda clase de telas y colores, desde el oscuro pelo del camello árabe hasta el brocado rojo de la China, se extendía en líneas paralelas a otras, de elegantes construcciones de madera, formando calles interminables, que llenaba un pueblo mixto, turbulento, agitado, cuyo susurro se componía de todos los idiomas de la tierra; desde la sonora lengua de Cervantes, hasta el desapacible cacareo de los macaos; desde el purísimo galo de la Turena hasta el salvaje gruñido del apache. Pero en aquel cosmopolita emporio de nacionalidades, dominaba siempre el elemento yankee.
Eddie Muro Bonilla, Alcalde y el Gobierno Nacional, celebraron con nutridos programas su Sesquicentenario de erección Cantonal, proclamando su grandeza económica y virtualidades cívicas-políticas, alcanzadas con esfuerzos sacrificados y laboriosidad incansable en el surco, hasta llegar pujante, progresista y airosa a perfilarse como Ciudad Cosmopolita y Capital del Sur Ecuatoriano.
Desde dentro y desde fuera nos invadió el humanismo eterno y cosmopolita, y templó la mística castellana castiza, tan razonable hasta en sus audacias, tan respetuosa con los fueros de la razón.