cortesano

(redireccionado de cortesanos)
También se encuentra en: Sinónimos.

cortesano, a

(Del ital. cortegiano.)
1. adj. De la corte la confabulación se gestó en los círculos cortesanos.
2. s. Persona que servía en la corte las cortesanas se deleitaban oyendo los versos del trovador.

cortesano, -na

 
adj. Relativo a la corte.
Cortés.
m. Palaciego que sirve al rey en la corte.
f. Prostituta.

cortesano, -na

(koɾte'sano, -na)
abreviación
que pertenece al lugar de residencia y gobierno del rey vida cortesana

cortesano, -na


sustantivo masculino-femenino
noble al servicio del rey en la corte En el palacio vivían mil cortesanos.
Sinónimos

cortesano

sustantivo masculino
Traducciones

cortesano

court, courtier, polite

cortesano

cortigiano

cortesano

Cortesão

cortesano

Dworzanin

cortesano

朝臣

cortesano

朝臣

cortesano

廷臣

cortesano

A. ADJof the court, courtly
ceremonias cortesanascourt ceremony
B. SMcourtier
Ejemplos ?
Y aplauden y victorean. El rey al cabo en el circo Con sus cortesanos entra, Y cada cual toma puesto, Y la multitud se aquieta. Vuélvense todos los ojos Al sitio dó el rey se sienta, Y al fin como hay que ver algo La multitud se contenta.
Volvióse la multitud A los asientos, volviéronse Con el rey los cortesanos A sus sitios preferentes, Y demandando la causa El rey, fueron á ponerse A sus pies tres caballeros Armados hasta los dientes.
-Humanismo mágico del Renacimiento: El hombre cree en poder manejar el mundo mágicamente y conquistarlo con economías mercantilistas que prostituyen a sabios y artistas como cortesanos; sirvientes del “gusto” del señor.
DOÑA BERNARDA Si es caballero, livianos pensamientos, bien podéis disculparos cuando deis puerta a amores cortesanos, mas tal cara y tales manos dignos son de más valor; y no es mucho, si el amor muda oficio, y sus saetas sabe trocar en lancetas, que se hiciese sangrador.
Al regresar a casa creyó descubrir que le habían seguido; sólo entonces pensó que alguien del hotel de la reina Margarita, ante el cual había pasado la otra mañana y esta misma tarde, podría haberle reconocido; y aunque en aquella época las leyes del duelo no eran aplicadas con rigor, consideró que bien podían juzgar conveniente ahorcar a un pobre mercader como escarmiento de los cortesanos a quienes en aquel tiempo no se osaba atacar, como más tarde se haría.
La cual, sin responderle palabra, desatentadamente y medio tropezando, se llegó a Isabela, y sin mirar a respecto, temores, ni miramientos cortesanos, alzó la mano a la oreja derecha de Isabela, y descubrió un lunar negro que allí tenía, la cual señal acabó de certificar su sospecha.
El monarca inglés, inspirado en el espíritu práctico inimitable de esa gran nación, lejos de oír la voz de los cortesanos que los instaban también a desoir los clamores de la canalla que pasa, convocó a su pueblo nuevas elecciones para la Cámara de los Comunes.
¡Y un jumento!" gritó la zorra, "¡horrible atrevimiento!". Los cortesanos claman: "¡Este, éste irrita al cielo, que nos da la peste!".
Cuál sería la alegría de su hermana al ver llegar al niño con el «Pájaro de la Verdad», fácil es de suponer; pero quedaba una cosa muy difícil, y era hacer penetrar al «Pájaro de la Verdad» hasta el Rey sin que lo impidiesen todos aquellos cortesanos que estaban interesados en que no llegase a saberla ni a descubrir el gran delito que habían cometido.
Un día le llevaron una rara especie de hombre ante su trono, donde se hallaba rodeado de cortesanos, de retóricos y de maestros de equitación y de baile.
Hasta que al día siguiente, lo hallaron el rey y sus cortesanos al pobre diablo de poeta, como gorrión que mata el hielo, con una sonrisa amarga en los labios, y todavía con la mano en el manubrio.
Todos los cortesanos desnudaron los puños para arremeter contra el maldiciendo, que hubo de escapar a brincos por las escaleras, salvándose por milagro de los puntapiés que le tiraban los lacayos de librea dorada y blancas medias hasta la rodilla, apostados en las galerías.