cortarse

cortarse

(koɾ'taɾse)
verbo pronominal
1. detenerse el paso de algo o alguien Se cortó la luz.
2. lastimarse o hacerse una herida Se cortó un dedo con un cuchillo.
3. abrirse la piel por efecto del frío Se cortan los labios con el aire helado.
Traducciones

cortarse

go off, to cut oneself, cut

cortarse

říznout se

cortarse

skære

cortarse

leikata

cortarse

se couper

cortarse

porezati se

cortarse

tagliare

cortarse

切ってけがをする

cortarse

자르다

cortarse

snijden

cortarse

kutte

cortarse

cortar

cortarse

skära

cortarse

บาด ทำให้บาด

cortarse

kesmek

cortarse

cắt trúng tay

cortarse

割伤
Ejemplos ?
Acabó, sin embargo, por desaparecer también ese recurso; con la prolongación de la sequía el suelo de los cañadones, desnudo en muchas partes, se empezó a agrietar, mientras que en las lomas, la tierra hecha un polvo, se levantaba en torbellinos al menor soplo del viento. El mismo arroyuelo parecía a punto de cortarse.
Ata fuertemente a la prostituta por una mano y la deja así sin darle alimento; junto a ella hay un gran cuchillo y delante una comida excelente: si quiere comer tiene que cortarse la mano, de lo contrario muere.
Y así, por el estilo, hasta llegar a pretender que poseamos toda la ciencia y la experiencia del porvenir, y que en nombre de la anarquía hayamos de prescribir a los hombres futuros la hora a que deban acostarse y los días en que deban cortarse las uñas de los pies.
(APLAUSOS.) ¡Qué no les ocurriría a los pobres mambises, a quienes obligaron a cortarse sus bigotes y sus barbas, y los mandaron a regresar a una tierra que ya no era ni de ellos, sino de los que tal vez hicieron negocios durante la guerra, de los chivatos, de los confidentes, de los guerrilleros, de todo el mundo, menos de los mambises!
Para tener larga cabellera había que hacérsela cortar estando la Luna creciente en Virgo; y para conseguir que el pelo no creciera pronto, esperar á la Luna menguante en Libra. Las uñas debían cortarse estando la Luna en Tauro ó en León.
Esta es nuestra Martita, Morán, que ha crecido un poquitito más desde que usted se fue. La joven Marta, que cruzaba entonces el hall, sonrió a Morán sin timidez y sin cortarse, a pe­sar de su estatura.
lberto Dupont, poseído, desde su ya remota llegada a Buenos Aires, del deseo de conquistar, él también, siquiera en parte, la América, soñaba sin cesar, detrás del mostrador de su pulpería, con las lejanas y desiertas tierras de la Patagonia, y con la posibilidad de cortarse en ellas un amplio dominio, de cualquier modo que fuera.
Y recomenzaban otra vez, grandes, aisladas y calientes, para cortarse de nuevo en la misma oscuridad y la misma depresión de atmósfera.
Esta noche llevaba papá su cabeza en un plato.» b) Un estudiante, enfermo hoy de una grave neurosis obsesiva, recuerda que a los seis años tuvo repetidas veces el sueño siguiente: va a la peluquería a cortarse el pelo.
146. Amarra a madre e hija; para que una de las dos viva y haga vivir a la otra, tiene que cortarse la mano. Se divierte con el debate, para ver cuál de las dos se sacrificará por la otra.
todos, perfectamente lo sabían hacer, criollos y acriollados, no habiendo entre ellos ninguno capaz de tratar de cortar de arriba abajo, como estos recién llegados, que nunca han aprendido a comer con los dedos y tienen miedo de cortarse la punta de la nariz.
El pingo de la nación lleveló siempre tranquiando, sólo vayale aflojando en busca de la ocasión no largue de sopetón pueden cortarse las riendas, al ñudo es que usté se prienda si su flete se desboca, tal vez le raje la coca ande ni el diantre lo atienda.