corsario

(redireccionado de corsarios)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con corsarios: bucaneros

corsario, a

(Del ital. corso < lat. cursus, carrera.)
1. adj./ s. HISTORIA Se aplica a la nave o al navegante que perseguía a naves piratas o enemigas el buque corsario emprendió la búsqueda.
2. adj./ s. m. HISTORIA Se refiere a la embarcación y tripulación que saquea otras naves en el mar.
3. s. m. HISTORIA Pirata, hombre que saquea y asalta embarcaciones en el mar los corsarios se repartieron el botín del abordaje. bucanero, filibustero

corsario, -ria

 
adj.-s. mar. Díc. de la embarcación armada en corso y de quien la manda.
m. Pirata.

corsario, -ria

(koɾ'saɾjo, -ɾja)
abreviación
1. bucanero que estaba autorizado por el gobierno para saquear barcos enemigos Los barcos corsarios navegaban bajo las órdenes de un rey.
2. persona que pertenecía a la tripulación de estos barcos Los marinos corsarios se jugaban la vida en estos ataques.

corsario, -ria


sustantivo masculino-femenino
navegante que asalta barcos corsarios temibles
Sinónimos

corsario

sustantivo masculino
pirata, filibustero, bucanero.
En el mar Caribe tuvo los nombres de filibustero y bucanero.

corsario:

filibusteropirata, bucanero, corso,
Traducciones

corsario

капер

corsario

corsari

corsario

kaper

corsario

kaper

corsario

kaapparit

corsario

corsaire

corsario

gusari

corsario

corsaro, pirata

corsario

私掠船

corsario

kaper

corsario

kaperfart

corsario

kaper

corsario

corso

corsario

корсар

corsario

قرصان

corsario

해적

corsario

Corsair

corsario

SMprivateer, corsair
Ejemplos ?
Herida una de ellas por un alzamiento indígena, por ejemplo, o amenazada de una invasión de corsarios siempre entonces todas las demás se aprestaron con espontánea rapidez a suministrar a la hermana agobiada su apoyo material y moral.
A Mariquita le acometió la pataleta, la gente echó a correr, hubo cierre de puertas y a palacio llegó la noticia de que unos corsarios se habían venido a la chita callando por la boca del río y tomado la ciudad por sorpresa.
A los 7 días fondeo en este Puerto la fragata americana nombrada Carlos, procedente de Nantuket quien antes había escapado de dichos corsarios...
¡Oh pobre Olimpia a la que burla hizo Amor, y luego la Fortuna cruda la llevó con su gusto antojadizo en manos de corsarios hasta Ebuda!
Quiso la reina saber de Ricaredo menudamente, cómo había pasado la batalla con los bajeles de los corsarios...
A la mañana, con la aurora, todo el mundo está alerta; los corsarios y escopetas...
Juan de Austria. A costa de ricas presas ahuyenta á los Corsarios de aquellos mares, y salva de un naufragio á las galeras de Requesens.
Sin embargo de que, por la guerra entre España y Francia, estaban los mares poblados de corsarios, el padre Terón llegó a Europa sin el menor contratiempo.
Quien haya leído el Diente del Parnaso, de Juan de Caviedes, recordará que el único cirujano romancista del siglo XVII a quien no maltrata la cáustica musa del Quevedo limeño, es don José Rivilla, del cual sólo habla en el memorial en que aconseja al duque de la Palata que en vez de enviar buques contra los corsarios ingleses mande médicos.
Las dos galeras turquescas llegaron a reconocer los navíos ingleses, los cuales no traían insignias de Inglaterra, sino de España, por desmentir a quien llegase a reconocellos, y no los tuviese por navíos de corsarios.
ZARUMA ANTE LAS INVASIONES DE LOS PIRATAS Los vecinos de Zaruma hicieron presente al Rey que siempre que había alguna nueva de haber entrado los corsarios en el Mar del Sur y se acudía a hacer algunas prevenciones para la defensa, las justicias y otras personas entraban en el asiento de minas y sacaban la gente que podía tomar las armas, es decir ocho a diez personas que había, en lo cual los mineros recibían perjuicio.
Y habiéndonos embarcado en un navío de aviso seis días hace, a la salida de Cádiz, dieron con el navío estos dos bajeles de corsarios y nos cautivaron; donde se renovó nuestra desgracia y se confirmó nuestra desventura; y fuera mayor, si los corsarios no hubieran tomado aquella nave portuguesa que los entretuvo, hasta haber sucedido lo que él había visto.