corrupción

(redireccionado de corrupciones)
También se encuentra en: Sinónimos.

corrupción

(Del lat. corruptio, -onis.)
1. s. f. Acción y resultado de corromperse una sustancia o materia orgánica las altas temperaturas aceleraron la corrupción del cadáver. descomposición, putrefacción
2. Alteración, tergiversación es una corrupción del guión original.
3. Abuso, mal uso o exceso se escandalizaron ante lo que consideraban una corrupción de las costumbres. depravación
4. DERECHO Soborno, delito varios miembros del parlamento fueron sospechosos de corrupción. cohecho
5. Acción de incitar o forzar a una persona a realizar actos contrarios a la moral o a la ley está acusado de la corrupción de un menor. perversión
6. Mal olor que desprende una sustancia orgánica. hedor

corrupción

 
f. Acción y efecto de corromper o corromperse.

corrupción

(korup'θjon)
sustantivo femenino
1. acto ilícito que consiste en otorgar dinero a cambio de algo deseado corrupción política
2. cambio o perversión de algo o alguien corrupción de costumbres
Sinónimos

corrupción

sustantivo femenino
3 corruptela, soborno, cohecho.
La corruptela no tiente un nivel de negatividad tan alto como el soborno y el cohecho; es una mala costumbre o un abuso introducido contra la ley.
Traducciones

corrupción

corruption, graft

corrupción

فَسَاد

corrupción

korupce

corrupción

korruption

corrupción

διαφθορά

corrupción

korruptio

corrupción

corruption

corrupción

korupcija

corrupción

腐敗行為

corrupción

타락

corrupción

corruptie

corrupción

korrupsjon

corrupción

korupcja

corrupción

corrupção

corrupción

korruption

corrupción

การทุจริต

corrupción

yozlaşma

corrupción

sự tham nhũng

corrupción

腐败

corrupción

корупция

corrupción

SF
1. (= pudrición) → rot, decay
2. (moral) → corruption
3. (Jur) → corruption, graft; (= soborno) → graft, bribery
en el gobierno existe mucha corrupciónthere is a lot of corruption in the government
corrupción de menorescorruption of minors
4. [de lengua, texto] → corruption
Ejemplos ?
Así, basándonos en nuestra gran tradición histórica de milenios, reestructurar el sistema que nos rige; tomar, si es necesario, lo útil de otras experiencias humanas para forjar un ambiente libre de hipocresías, de corrupciones, de convencionalismo, de ambiciones y de intereses creados; la patria soñada por nuestros héroes.
El espíritu de partido trabaja constantemente por desorien­tar al pueblo y corroer la regularidad de los servicios públicos; agita la opinión con celos infundados y falsas alarmas; enardece las animosidades de unos contra otros; da ocasión a tumultos e insurrecciones; y abre los caminos por donde fácilmente pene­tran hasta el mismo gobierno las corrupciones e influjos extra­ños a través de las pasiones facciosas, sujetando a la política de otros la voluntad del país.
Arriesgaban al contrario la pérdida de sus almas al volver a esa sociedad de que habían huido con horror como de la escuela de todas las corrupciones, y una vez acabada su santa obra, volvían lo más pronto posible a su desierto para perfeccionarse allí de nuevo por la contemplación incesante de su ser individual, de su alma solitaria en presencia de dios solamente.
Porque, si el juicio sobre la verdad y el bien queda exclusivamente en manos de la razón humana abandonada a sí sola, desaparece toda diferencia objetiva entre el bien y el mal; el vicio y la virtud no se distinguen ya en el orden de la realidad, sino solamente en el juicio subjetivo de cada individuo; será lícito cuanto agrade, y establecida una moral impotente para refrenar y calmar las pasiones desordenadas del alma, quedará espontáneamente abierta la puerta a toda clase de corrupciones.
Es una transformación radical: todo un mundo de opresiones, corrupciones, de crímenes que desaparecen, para dar paso a otro mundo más libre, más honrado, más justo.
El alma que no tiene un recuerdo reciente de los misterios divinos, o que se ha abandonado a las corrupciones de la tierra, tiene dificultad en elevarse de las cosas de este mundo hasta la perfecta belleza por la contemplación de los objetos terrestres, que llevan su nombre; antes bien, en vez de sentirse movida por el respeto hacia ella, se deja dominar por el atractivo del placer, y, como una bestia salvaje, violando el orden eterno, se abandona a un deseo brutal, y en su comercio grosero no teme, no se avergüenza de consumar un placer contra naturaleza.
Dijérase que un artista hábil en corrupciones había dispuesto sobre su nuca la trenzada mata de sus cabellos: se enroscaban en una masa espesa, descuidadamente, y según los azares del adulterio, que los soltaba todos los días.
No hizo falta que los alemanes conquistaran á Francia; sirvió la paliza del 70 de ducha que hiciera brotar y secarse las corrupciones del segundo imperio.
Según se dice, Nanón y Cornoiller se interesan por el marqués; pero nada es más falso. Ni la gran Nanón ni Cornoiller tienen bastantes alcances para comprender las corrupciones del mundo.
Se enriquecieron con el poder de humanos ambiciosos que creyeron ser eternos y casi todas empobrecieron por la guerras y las corrupciones.
Estos versículos señalan un tiempo en el porvenir cuando el anuncio de la caída de Babilonia, tal cual fue hecho por el segundo ángel de Apocalipsis 14: 8, se repetirá con la mención adicional de las corrupciones que han estado introduciéndose en las diversas organizaciones religiosas que constituyen a Babilonia, desde que ese mensaje fue proclamado por primera vez, durante el verano de 1844 ...
De los muros y dependencias de esta fortaleza irradian ideas, sentimientos y prejuicios sobre un hombre íntegro, honrado y virtuoso que tuvo la osadía de perseverar en su convencimiento de verdadero Papa de la Iglesia Católica en una época marcada por guerras, ambiciones, codicias y corrupciones que afectaron incluso a las altas dignidades de la Iglesia, cuyo poder espiritual tuvo que claudicar ante el poder político y civil.