corrupción


También se encuentra en: Sinónimos.

corrupción

(Del lat. corruptio, -onis.)
1. s. f. Acción y resultado de corromperse una sustancia o materia orgánica las altas temperaturas aceleraron la corrupción del cadáver. descomposición, putrefacción
2. Alteración, tergiversación es una corrupción del guión original.
3. Abuso, mal uso o exceso se escandalizaron ante lo que consideraban una corrupción de las costumbres. depravación
4. DERECHO Soborno, delito varios miembros del parlamento fueron sospechosos de corrupción. cohecho
5. Acción de incitar o forzar a una persona a realizar actos contrarios a la moral o a la ley está acusado de la corrupción de un menor. perversión
6. Mal olor que desprende una sustancia orgánica. hedor

corrupción

 
f. Acción y efecto de corromper o corromperse.

corrupción

(korup'θjon)
sustantivo femenino
1. acto ilícito que consiste en otorgar dinero a cambio de algo deseado corrupción política
2. cambio o perversión de algo o alguien corrupción de costumbres
Sinónimos

corrupción

sustantivo femenino
3 corruptela, soborno, cohecho.
La corruptela no tiente un nivel de negatividad tan alto como el soborno y el cohecho; es una mala costumbre o un abuso introducido contra la ley.
Traducciones

corrupción

corruption, graft

corrupción

فَسَاد

corrupción

korupce

corrupción

korruption

corrupción

διαφθορά

corrupción

korruptio

corrupción

corruption

corrupción

korupcija

corrupción

腐敗行為

corrupción

타락

corrupción

corruptie

corrupción

korrupsjon

corrupción

korupcja

corrupción

corrupção

corrupción

korruption

corrupción

การทุจริต

corrupción

yozlaşma

corrupción

sự tham nhũng

corrupción

腐败

corrupción

корупция

corrupción

SF
1. (= pudrición) → rot, decay
2. (moral) → corruption
3. (Jur) → corruption, graft; (= soborno) → graft, bribery
en el gobierno existe mucha corrupciónthere is a lot of corruption in the government
corrupción de menorescorruption of minors
4. [de lengua, texto] → corruption
Ejemplos ?
El olvido y el desprecio de estos derechos son las causas principales de las desgracias públicas, de las opresiones y de la corrupción de los Gobiernos.
¿No se deduce necesariamente de este principio, continuó Sócrates, que los verdaderos filósofos deben pensar y decirse entre ellos: para seguir sus investigaciones, la razón sólo tiene una senda: mientras tengamos nuestro cuerpo y nuestra alma esté contaminada de esta corrupción, jamás poseeremos el objeto de nuestros deseos, es decir, la verdad?
Entretanto pertenezcamos a esta vida no nos aproximaremos a la verdad más que cuando nos alejemos del cuerpo y renunciemos a todo comercio con él, como no sea el que la necesidad nos imponga y mientras no le consintamos que nos llene de su corrupción natural y, en cambio, nos conservemos puros de todas sus contaminaciones hasta que Dios mismo venga a redimirnos.
Multiplicáronse los estudiantes, y con ellos la imperfección de los estudios; y a la manera de ciertos insectos que nacen de la podredumbre, y sólo sirven para propagarla, los escolásticos, los pragmáticos, los casuistas y malos profesores de las facultades intelectuales, envolvieron en su corrupción los principios, el aprecio, y hasta la memoria de las ciencias útiles.
En los casos comprendidos en los artículos 49, 50,51 ó 52, no se aplicará el párrafo 2 con respecto a la parte a la que sean imputables el dolo, el acto de corrupción o 1a coacción.
Antecedentes El 7 de agosto de 1900, Ricardo Flores Magón y su hermano, fundaron el periódico jurídico Regeneración, desde el cual criticaban la corrupción del sistema judicial del régimen del general Porfirio Díaz, lo que los llevó a la cárcel.
Quería conocer también las causas de su corrupción; llevé mi curiosidad hasta el cielo y los abismos de la tierra para saber qué es lo que produce todos los fenómenos, y al fin me encontré tan inhábil como más no se puede ser en estas investigaciones.
Ubicados entre los grandes centros de producción y el mayor mercado consumidor de drogas del mundo, hemos sido enganchados a un convoy de violencia y corrupción.
La corrupción en principio es un mal para la sociedad, porque destruye, debilita, desarticula, resquebraja, desintegra un Proyecto Nacional de Estado y de Sociedad.
Los problemas de las ciencias sociales, por ejemplo, son más difíciles de resolver que algún problema de lógica, pues éste desde un principio define bien la meta que persigue; en tanto, un problema cómo “cómo evitar la corrupción” presenta muchas variables imprevistas.
No hay ni una sola piedra en aquella Tierra feliz que no sea infinitamente más bella que las nuestras y la causa de ella es que todas aquellas piedras preciosas son puras, que no están corroídas ni estropeadas, como las nuestras, por la acritud de las sales ni por la corrupción de los sedimentos que de allí descienden a nuestra Tierra inferior, donde se acumulan e infectan no sólo la tierra y las piedras, sino los animales y las plantas.
Estos años postreros habían segado las últimas filas de los hombres que actuaron en los tiempos anteriores a la Restauración y eran para nosotros como supervivientes de una época que nos parecía más heroica, más enérgica, de mayor frenesí espiritual, sobre la cual había venido luego un diluvio de corrupción, cinismo y desesperanza.