correligionario

(redireccionado de correligionarios)
También se encuentra en: Sinónimos.

correligionario, a

adj./ s. Que tiene las mismas ideas religiosas o políticas que otra persona se convirtió en su correligionaria más fiel. camarada, socio

correligionario, -ria

 
adj.-s. Que profesa la misma religión que otro.
p. ext.Díc. del que tiene la misma opinión política que otro.

correligionario, -ria

(korelixjo'naɾjo, -ɾja)
abreviación
persona que practica igual doctrina religiosa o política que otra Eran correligionarios y amigos.
Sinónimos

correligionario

, correligionaria
Traducciones

correligionario

coreligionist

correligionario

correligionario

correligionario

/a SM/F
1. (Rel) → co-religionist
2. (Pol) el presidente y sus correligionariosthe president and his fellow party members
Ejemplos ?
No se podrá requisar el material y las existencias de los hospitales civiles, mientras sean necesarios para satisfacer las necesidades de la población civil. La Potencia ocupante permitirá a los ministros de los diversos cultos la asistencia espiritual a sus correligionarios.
Viera a la Convención Colorada - Un documento expresivo El Presidente de la República, doctor Viera, ha dirigido a la Convención Nacional del Partido Colorado que se reunirá esta tarde, la siguiente nota, cuyo comentario hacemos en otro lugar: A la Convención Nacional del Partido Colorado. –Correligionarios: Nuestro pleito sobre el Ejecutivo Colorado ha terminado.
Las avanzadas leyes económicas y sociales sancionadas durante los últimos períodos legislativos, han alarmado a muchos correligionarios y son ellos los que nos han negado su concurso en las elecciones del treinta.
iscurso pronunciado por en el banquete celebrado en el Café de Oriente en conmemoración del décimo octavo aniversario de la proclamación de la República. Queridos correligionarios: No basta que conmemoremos la República de 1873; es preciso que nos sirva de lección y enseñanza.
Nuestros correligionarios políticos de la provincia de Buenos Aires, del Rosario y de Córdoba hubieran deseado producir movimiento análogos en el mismo día y a la misma hora y así nos lo significaron al doctor Alem y a mí por intermedio del coronel J.
Por fuerza pues, nuestros improvisados milicianos se entonaron doblemente con la incorporación de los aguerridos correligionarios porteños a su núcleo; por lo que importaba su poder para el inmediato futuro de las operaciones y por lo que significaba como promesa de seguridades ulteriores.
Y si nadie, en realidad, puede tirar la primera piedra; y si es falso como un Partido reaccionario y tradicionalista decía todavía hace algunos años; que la inteligencia y la cultura y la técnica estaban en sus filas; nosotros, lejos de alardear acerca de que el talento y la cultura y la técnica están sirviendo al poder en la Revolución o al Partido en el poder, con modestia, con auténtica convicción hablarnos de una conjugación de esfuerzos Son éstas, estimados correligionarios, algunas reflexiones que dejo a ustedes que exactamente hoy, que justamente en este olía hace tres años, ocurrieron primero a la Secretaría de Gobernación y luego al pueblo de San Jerónimo, a ofrecerme la candidatura, que con tan profunda convicción acepté.
Poco después comía con mis antiguos correligionarios los progresistas en los Campos Elíseos, y también juré allí ante las lágrimas de Olózaga acabar con los unionistas, que ya no me gustaban, y con algo más si se ponía por delante.
Tadeo a la imprenta y se puso a trinar contra el déspota; pero consoláronlo sus correligionarios con la esperanza de que muy pronto se armaría la gorda, y que, pues él acababa de ser víctima del odio del tirano, la patria agradecida sabría recompensarlo dándole la tajada que él prefiriera llevarse a la boca.
A manos del dueño de la tienda había llegado una medalla de las que, con el busto del monarca, se acuñaron en España para conmemorar el restablecimiento del régimen absoluto, y mostrábala el mercader a sus correligionarios don Valerio Tamarite y don Alejo Chamichumi, cuando acertó a entrar el barón de Bobaliche; y los tres amigos, fingiendo un airecito de sorpresa, se confabularon para hacerlo comulgar con una rueda de molino.
-¡Un burgués! -¡Matarle! «¡Son ellos -pensó Vidal- los correligionarios activos, prácticos de Mr. Flinder!». En efecto, eran los socialistas, anarquistas o Dios sabía qué, triunfantes, en aquel barrio a lo menos.
Ese dinero le parecía como el precio de su conciencia; aceptarlo, ¿no era como traicionar a sus correligionarios o renegar de sus convicciones?