corregimiento

(redireccionado de corregimientos)

corregimiento

1. s. m. HISTORIA Antiguo cargo u oficio de corregidor.
2. HISTORIA Territorio que estaba bajo la jurisdicción de un corregidor.
3. HISTORIA Oficina que tenía el corregidor.
Traducciones

corregimiento

SM (Colombia) → small town
Ejemplos ?
Artículo 5.- El territorio del Estado panameño se divide políticamente en Provincias, éstas a su vez en Distritos y los Distritos en corregimientos.
En esta prodigiosa extensión comprende veintidós gobiernos o corregimientos de provisión real...
Artículo 226.- Los Representantes de Corregimientos no podrán ser nombrados para cargos públicos remunerados por el respectivo Municipio.
Vale decir que dentro de la unidad que seguía siendo indefectible se podían establecer y quitar o modificar jurisdicciones de virreinatos, gobernaciones, adelantazgos, audiencias, corregimientos, etcétera.
Los corregimientos de Otavalo y Quito, el de Latacunga y sus anejos, el de Cuenca y sus anejos, el de Loja y los suyos, contribuirían en proporción a llenar este número de trabajadores.
A medida que se vayan suprimiendo los indicados Corregimientos y Gobiernos políticos ha de recaer la Jurisdicción Real...
El territorio del Estado panameño se divide políticamente en Provincias, éstas a su vez en Distritos y los Distritos en Corregimientos.
19.- La descripción de la republica cristiana en lo temporal con la división y subdivisión de provincias en que está repartida, conviene a saber, provincias de Virreyes, de Audiencias y Chancillerías Reales, Adelantamientos y Gobernaciones; Alcaldías Mayores, Corregimientos...
Martín Figueras, vecino de la imperial villa de Potosí, mandamos a nuestro viso-rey, audiencias y corregimientos de los reinos del Perú, den por quito y absuelto de todo cargo al dicho hidalgo don Alonso de Leyva, quedando finalizado el proceso y anulado y casado por esta nuestra real sentencia ejecutoria».
Calculo también en trescientos mil pesos, más bien más que menos, cada año lo que sacaría por venta de los setenta y seis corregimientos, veintiuna oficialías reales y demás innumerables cargos, pues por el más barato recibía un obsequio de tres mil duros, y empleo hubo por el que guardó veinte mil pesos.
Pero llegó un día en que cedió a la tentación de hacerse rico, merced a una casualidad que le hizo descubrir que la provisión de corregimientos era una mina más poderosa y boyante que las de Pasco y Potosí.
En esta inacción del gobernador recibió cartas de varios corregimientos participándole que los de Chile preparaban sin embozo un alzamiento en todo el país.