coronilla

(redireccionado de coronillas)
También se encuentra en: Sinónimos.

coronilla

1. s. f. Punto en la parte superior y posterior de la cabeza de donde arranca el pelo en distintas direcciones le golpeó la coronilla con tal fuerza que le abrió una brecha. corona
2. Corte de pelo en forma redonda que se hacía a los clérigos en esta parte de la cabeza. corona, tonsura
3. BOTÁNICA Planta herbácea o arbustiva, de la cual varias especies se cultivan como ornamentales.
4. andar, bailar o ir de coronilla coloquial Hacer una cosa con mucho esfuerzo y diligencia anduvo de coronilla para solucionar el problema con el objeto de conseguir el reconocimiento del superior.
5. dar de coronilla coloquial Dar con la cabeza en el suelo tropezó y dio de coronilla.
6. estar hasta la coronilla coloquial Estar cansado y harto de una cosa o persona está hasta la coronilla de tantos secretos y chismes.

coronilla

 
f. Parte de la cabeza humana, opuesta a la barbilla.
Andar, o bailar, de coronilla. loc. fig.Procurar una cosa con todo el esfuerzo y diligencia.
Estar hasta la coronilla.fig. Estar cansado de alguna cosa hasta la saciedad.
bot. coronilla de fraile Planta de la familia globulariáceas (Globularia alypum) con las hojas pequeñas y rematadas en una espina.

coronilla

(koɾo'niʎa)
sustantivo femenino
anatomía punto en la parte superior y posterior de la cabeza Se recogió el pelo en la coronilla.
estar cansado y harto de una cosa o persona Estoy hasta la coronilla de los chismorreos de vecindad.
Sinónimos

coronilla

sustantivo femenino

estar hasta la coronilla locución (col.)hastiarse, hartarse, estar hasta el gollete (col.), estar hasta el cogote (col.).
Traducciones

coronilla

crown

coronilla

SFcrown, top of the head
andar o bailar o ir de coronillato bend over backwards to please sb
dar de coronillato bump one's head
estar hasta la coronillato be utterly fed up (de with)

coronilla

f (de la cabeza) vertex (of the head), top part of the head
Ejemplos ?
Los pequeños dentículos dérmicos cuentan con afiladas coronillas en forma de cuña y crestas medianas, y están dispuestos en pedicelos.
Hyperion veía desde arriba La sorpresa en sus caras; Tímidamente un brazo sobre su cuello, Ella le da un abrazo... Huelen las flores plateadas Y caen, una dulce lluvia, Sobre las coronillas de dos niños Con pelo rubio, largo.
Las coronillas de los arrugados y afeitados cueros cabelludos de lis Sacerdotes estaban pringados con glóbulos generosos de pintura naranja, mientras anillos dorados se proyectaban desde los lóbulos de sus rosadas orejas.
Sus cinturas estaban envueltas con fajas de satén, con delgados puñales que de ellas colgaban, cuyas empuñaduras estaban incrustadas con gemas escarlata. En las coronillas de sus cabezas, y llegando hasta la mitad de sus frentes, había pulidos morriones de cobre.
El Cornejo, Las Coronillas (con la Casa Bóveda), Las Caleras, El Garbanzuelo, El Chiquillo, El Periliso, Sierra del Prado, Chinas Blancas (con la Desgracia), El Raposo, Los Montes (con Chinchín y las ruinas del Castillo Árabe), Alimoche, Quintos del Cerro Judío, Seis Dedos (con Gavilanes), La Calavera (con Los Pilones), Quinto de las Machicas, Quinto de las Majadillas, Dehesa del Casar, El Corcho, Los Canchos, Las Navas, Las Zorreras (con el Palacio), Las Navillas, La Verilla, La Morala y la Zapatera (con la Cumbre y Umbría de Mahoma) En 1594 formaba parte de la provincia León de la Orden de Santiago y contaba con 404 vecinos pecheros.
Actualmente la mayor parte de tal formación forestal ha sido "arrinconada" a las zonas de islas y selvas en galería de los principales ríos de la Mesopotamia Argentina, predominaban los talas, quebrachos, los espinillos, algarrobos, ombúes, ceibos, sauces criollos, jacarandás, aguaribays, ubajays, pacarás, chalchales, sauces criollos, urundays, guabiyús, curupís, grapias o ibirá-perés, pitangas, coronillas, talas gateadores, sarandís y canelones, así como palmares de yatay y pindós o ejemplares de ibapoy-higuerón.
La denominación proviene de los amplios bosques de coronillas que se extendían por la costas del Océano Atlántico, desde la Fortaleza de Santa Teresa hacia el norte.
Particularmente, existía un gran bosque milenario de coronillas en el Cerro Verde, un promontorio con mucha historia que penetra en el mar.
El nombre de Isla Patrulla surge, según la versión popular, de que en esa época, y aprovechando las bondades de la naturaleza, los ladrones se escondían en una isla de talas y coronillas.
Así surgieron campamentos, a la sombra de Canelones y Coronillas, que reunían a familias canarias y de departamentos vecinos (tanto de ámbitos urbanos como rurales) que, si bien se autoabastecían pues traían prácticamente todo, (desde la vaca hasta los diversos productos de las “carneadas”) propiciaron el surgimiento de comercios que proveían diversas mercaderias: desde el alimento al alojamiento y la diversión.
Dos candelabros de cola cincelados por Manuel de los Ríos en 1982, en metal plateado, rematan el conjunto en la trasera del paso. Cada candelabro tiene 11 puntos de luz, protegidos por guardabrisas rematados por coronillas de metal cincelado y plateado.
Situada en el altiplano de Buil, a 911 m de altitud, Santa María de Buil está compuesta por dos barrios y varias aldeas; éstas son: Sarratillo, La Ripa, La Lecina, Gabardilla, Urriales, Linés, La Capana, Bruello, Coronillas, Sarratiás, El Sarrato, Pelegrín, Cuadra y Puibayeta; los barrios son Santa María y San Martín.