corola

(redireccionado de corolas)

corola

(Del lat. corolla, corona pequeña.)
1. s. f. BOTÁNICA Parte de la flor que rodea el pistilo y los estambres, por lo general formada por hojas de tejido delicado y de hermosos colores.
2. corola dialipétala BOTÁNICA La que presenta pétalos separados hasta la base de su inserción.
3. corola gamopétala BOTÁNICA La que tiene los pétalos soldados parcial o totalmente.
4. corola irregular BOTÁNICA La que no está dividida en dos partes simétricas por todos los planos que pasan por el eje de la flor y por la línea media de un pétalo.
5. corola regular BOTÁNICA Aquella que queda dividida en dos partes simétricas por cualquier plano que pase por el eje de la flor y por la línea media de un pétalo.

corola

 
f. bot. Cubierta o verticilo interior de las flores completas, que protege los órganos de la reproducción. Constituye el segundo verticilo floral, situado entre el cáliz y el androceo. Está formada por hojas modificadas, llamadas pétalos, que pueden estar soldados (corola gamopétala) o separados (corola dialipétala).

corola

(ko'ɾola)
sustantivo femenino
botánica grupo de pétalos internos de la flor que protege los órganos sexuales clasificación de las flores según la corola
Traducciones

corola

corola

corola

corolla

corola

corolla

corola

corolle

corola

Corolla

corola

花冠

corola

花冠

corola

Corolla

corola

SFcorolla
Ejemplos ?
Las flores se agrupan en panículas colgantes y tiene corolas con cuatro pétalos de color blanco nítido (por eso la llaman flor de nieve).
Capitulescencias de cimas escorpioides, corimbos o panículas, a veces condensadas en fascículos densos o glomérulos, terminales o axilares; capítulos discoides, con 3–100 flósculos, frecuentemente abrazados por brácteas foliáceas; involucros campanulados a cilíndricos; filarias en 3–6 series, imbricadas, graduadas, las internas largas, ocasionalmente caedizas, las exteriores más cortas y persistentes; receptáculos planos o subconvexos; corolas tubulares, regulares, 5-lobadas, frecuentemente resinoso-punteadas, blancas, rosadas o purpúreas; estambres 5, las anteras apendiculadas en el ápice, sagitadas en la base; estilos alargados, normalmente bien exertos, con tricomas agudos en la superficie exterior.
Los flósculos van de 30 hasta 50 (e incluso 1.000 en cultivares), hermafroditos, con corolas generalmente amarillas o rojizas—por lo menos los ápices—pentalobuladas.
Capitulescencias de 1–muchos capítulos pequeños a medianos, en fascículos cimosos o raramente condensados en capítulos secundarios, pedúnculos cortos a alargados, generalmente con bractéolas más pequeñas que las hojas del follaje; capítulos radiados o discoides; involucros cilíndricos a campanulados, las filarias principales en 2 series, libres o variadamente fusionadas, frecuentemente abrazadas por una serie exterior de bractéolas más pequeñas, variadamente punteadas; receptáculos planos a convexos, desnudos o fimbriados; flósculos del radio fértiles, las corolas amarillas...
Y las plantas acuáticas, nacidas En medio de las fuentes y las olas, Enseñan con pudor, medio escondidas En urnas de cristales, sus corolas.
Ambos encerraban néctar en sus corolas; y cuando los insectos, que tenían el privilegio de penetrar en las habitaciones, pedían a una de ellas que les permitiese libar una gotita del dulcísimo licor, les contestaban: -Si me referís lo que habéis visto, tendréis néctar.
Las pequeñas bayas de cartón estallaban, los hilos de latón se retorcían, la trencilla se derretía, y las corolas de papel apergaminadas, balanceándose a lo largo de la plancha, se echaron a volar por la chimenea.
La llevaré conmigo a donde viven los que guían hasta que todos nosotros, algún día, todos juntos nos hayamos marchado a la región de los muertos, pues nuestra vida ha sido sólo prestada. Y después uno más se refería al dulce goce de la amistad: "Ya abre sus corolas el árbol florido de la amistad.
Así al azar del viento su semilla dando la flor del loto, abre del Ganges en la verde orilla las trémulas corolas, hasta que el tallo roto llevan al mar remoto del turbio río las dormidas olas.
Tal vez en las plantas aparece algo semejante a esto, verbigracia, el volverse algunas corolas hacia el sol, el movimiento de sus raíces buscando el sitio en que puedan nutrirse, etc Por virtud de estas reflexiones, le parecían las plantas y los animales una sola cosa, porque tienen en común algo, que en uno de los reinos es más acabado y perfecto, mientras que en el otro está detenido por cualquier impedimento: tal sería, siguiendo el ejemplo citado, la cantidad de agua, dividida en dos partes, una helada y otra líquida.
Flores del tamaño de girasoles, rojas y azules, adornaban las paredes; pero nadie podía cogerlas, pues sus tallos eran horribles serpientes venenosas, y las corolas, fuego puro que les salía de las fauces.
VI Y sus manos... ...manos carentes de silueta... ...acariciaban por igual a los espinos y a las corolas... ...a los perfumes y a los venenos...