corcho

corcho

(Del lat. cortex, corteza.)
1. s. m. BOTÁNICA Tejido vegetal que se encuentra en forma de láminas en la parte exterior de la corteza de algunos árboles, principalmente del alcornoque.
2. Tapón o lámina hechos con este tejido vegetal.
3. Corchera, recipiente en que se ponen a refrescar las garrafas.
4. Colmena de abejas.
5. PESCA Pieza flotante, generalmente hecha de este tejido vegetal, que sirve para sujetar las artes de pesca y mantenerlas a determinada profundidad.
6. corcho fósil o de montaña MINERALOGÍA Nombre vulgar de una variedad del amianto.
7. flotar como corcho en el agua Mantenerse a flote con facilidad.
NOTA: También se escribe: corcha, corcha

corcho

 
m. Tejido suberoso del alcornoque.
Colmena.
Tapón de corcho.
Caja de corcho para conducir ciertos géneros comestibles.
Tabla de corcho que se pone delante de las camas o mesas para abrigo, o de las chimeneas para impedir que prendan las chispas.

corcho

('koɾtʃo)
sustantivo masculino
1. botánica conjunto de láminas exteriores de la corteza del alcornoque Los alcornoques presentan un color rojizo cuando les quitan el corcho.
2. tapón hechos con este tejido vegetal Al abrir la botella de vino se rompió el corcho.
3. lámina de este tejido para diversos usos Una lámina grande de corcho se usaba para dejar mensajes.
Traducciones

corcho

cork

corcho

Kork, Korken

corcho

liège

corcho

korek

corcho

kork

corcho

korkki

corcho

pluto

corcho

コルク

corcho

코르크

corcho

kurk

corcho

kork

corcho

korek

corcho

cortiça

corcho

kork

corcho

จุกไม้ก๊อก

corcho

mantar

corcho

vỏ dày xốp của cây sồi vùng Địa Trung Hải

corcho

软木塞

corcho

Корк

corcho

SM
1. [de botella] → cork
sacar el corcho de la botellato uncork the bottle
2. (= corteza) → cork bark
de corchocork antes de s
corcho bornizo, corcho virgenvirgin cork
3. (= estera) → cork mat
4. (= zueco) → cork-soled clog
5. (Pesca) → float
Ejemplos ?
¡Si eso no vale el mantón que te he prometío! ¡Si eso se le ocurre a un tapón de corcho, a un puñao de virutas, a un rancho de calamares!
-Sí que jué una charraná, pero como el padre de la Niña le tiée tanto apego cuasi como a ella al cubril en que ha nacío, como no hay en él parmo e tierra que no haiga regáo con el suor de su frente, como er día que le quitaran a él su lagarillo sería como si le quitaran el sol que lo alumbra y lo calienta, pos velay tú, el hombre encomenzó a machacar en la zagala diciéndole que si no consentía en dejar al Cristóbal y en casarse con el Zamora diba a tirarse de cabeza por el Tajo de los Azules. -Pos pa decille eso a una hija sa menester tener de corcho er corazón y amarillo el pensamiento.
De pronto escuché una gritería y vi a un viejo con casco de corcho que salió maldiciendo y riéndose a la puerta de su almacén, y al tiempo que maldecía y se reía, amenazaba con el puño la copa de un cocotero.
La vieja solterona de la buhardilla le encontraría aplicación, y he aquí cómo el gollete fue a parar arriba, donde le pusieron un tapón de corcho, y la parte que antes miraba al cielo fue ahora colocada hacia abajo.
Si un corcho descapellado, a la luz del alba escasa, en calle por donde pasa tanta gente y coche al Prado, tiene tan mal aparejo, con piedras mal avenidas, a fuer de dientes de viejo, ¿de qué formas ese espanto?
Miraban los mozos atentamente las alhajas de la casa, en tanto que bajaba el señor Monipodio; y, viendo que tardaba, se atrevió Rincón a entrar en una sala baja, de dos pequeñas que en el patio estaban, y vio en ella dos espadas de esgrima y dos broqueles de corcho, pendientes de cuatro clavos, y una arca grande sin tapa ni cosa que la cubriese, y otras tres esteras de enea tendidas por el suelo.
-No, padre, eso no -exclamó interrumpiéndolo bruscamente Antoñico-. Mi Rosario no es capaz de eso, pa mi Rosario son serrín de corcho los parneses.
-¡Ah! Entonces, ¿es que su mercé trafica en corcho? -Sí, señó, que aquí aonde usté me ve, tengo en Sivilla una fábrica de tapones.
Vivían en ella gente muy pobre; y lo más mísero de todo era la buhardilla, en cuya ventanuco colgaba, a la luz del sol, una vieja jaula abollada que ni siquiera tenía bebedero; en su lugar había un gollete de botella puesto del revés, tapado por debajo con un tapón de corcho y lleno de agua.
La idea prendió en la imaginación de los mozos. ¡Sería divertido lo de la esquiladura! Sólo que allí no tenían tijeras, ¡corcho! ¡Qué lástima!
El portal de corcho, imitando un arco romano en ruinas, es monísimo, y el riachuelo representado por un espejillo con manchas verdes que remedan acuáticas hierbas y el musgo de las márgenes, parece que corro por la mesa adelante con plácido murmurio.
Ha identificado al entregador de una banda de asaltantes. Ha reconocido a un estafador inglés que se pasea jactanciosamente con un bastón de bambú y un casco de corcho.