coracha

coracha

(Del lat. coriacea, hecha de cuero.)
s. f. Saco de cuero usado para transportar café, cacao y otros productos.
Traducciones

coracha

SFleather bag
Ejemplos ?
¡Puf, qué asco! -argüía un jugador de gallos con coracha. -Hasta en eso ha sido ruin -comentaba una moza de trajecito a media pierna-.
Hasta el siglo XV, se diferenciaban interiormente las siguientes: Baluartes defensivos: principalmente eran La Coracha y el Torrontero.
En cuanto a su capacidad política destacó el haber sido apartada de la Alcaldía de Málaga, especialmente provocada por su proyecto de demoler el barrio de La Coracha, que contó con polémicas tales como el convocar un concurso de ideas para el que se gastó su presupuesto para premios, becas y pensiones de estudio e investigación.
Allí se instalan atracciones de feria, casetas y puestos ambulantes. Anteriormente tenía lugar en la plaza de la Coracha, conocida popularmente como el Pilar.
La muralla contaba con una barbacana, que era un muro de menor altura el cual formaba un foso entre las dos murallas. En el flanco próximo al río Guadiana se encontraba la coracha.
La coracha era un muro que arrancaba de la muralla y conducía hasta una torre albarrana junto al río. Esta estructura permitía el aprovisionamiento de agua sin peligro.
Junto a la coracha se encontraba la Puerta de la Coracha. El Palacio o Alcázar de los Aftásidas se encontraba también en la zona protegida por las torres defensivas.
Monumento a Antonio Muñoz Degrain Monumento a Arturo Reyes Monumento a Bernardo Ferrándiz Monumento al Comandante Benítez Monumento a Eduardo Ocón Rivas Monumento al Fiestero Monumento al Marqués de Guadiaro Monumento a Narciso Díaz de Escovar Monumento a Rubén Darío Monumento a Salvador Rueda Ninfa del Cántaro Ninfa de la Caracola Burrito Platero La Coracha (Málaga) Mª Eugenia Candau, José Ignacio Díaz Pardo, Francisco Rodríguez Marín: Málaga Guía de Arquitectura.
Se construyó una vivienda en su parte alta, con salas y patio. De la escalera de subida no quedan huellas. La Coracha Malaga Malaga Alcazaba
Empieza a escribir novelas de temática andaluza algo idealizadas, como Cartucherita (1897) y La Goletera (1900) y la narración de un drama rural, El lagar de la Viñuela. En 1901 publica Cuentos andaluces y en 1902 los de Del Bulto a la Coracha.
(1900) Cuentos andaluces (1901) Del bulto a la Coracha (1902, cuentos) La Maruchita (1907) Las del Pinto (1908) La Miraflores (1909) Cielo azul (1910) El del Rocío (1911) Sangre gitana (1911) Sangre torera (1912) Entre breñas (1913).
Así, desde La Malagueta partía una línea en dirección norte a través de La Caleta, La Coracha y calle Alcazabilla hasta la plaza del General Torrijos; hacia el oeste partía otra línea atravesando el Parque, la Alameda y el puente de Tetuán, desde donde se dividía en dos para dirigirse hasta Gamarra y Huelin; y otra línea en dirección este siguiendo la línea de la costa hasta 1.5 km de distancia.