coprocultivo


Búsquedas relacionadas con coprocultivo: hemocultivo, urocultivo

coprocultivo

s. m. BIOLOGÍA Siembra, en el laboratorio, de una pequeña cantidad de heces en un medio de cultivo para descubrir la presencia de gérmenes.

coprocultivo

 
m. med. Cultivo de gérmenes realizado a partir de una muestra de heces.
Traducciones

coprocultivo

m stool culture
Ejemplos ?
Hay varios modelos dependiendo del uso. Por ejemplo, si la muestra es un coprocultivo se debería usar una tira de enterobacterias.
El coprocultivo o examen coproparasitoscópico consiste en el cultivo de materia fecal. Es un método de diagnóstico microbiológico que permite identificar diferentes organismos causantes de enfermedades gastrointestinales.
Se utiliza para estudiar casos de diarrea severa, persistente o recurrente sin causas conocidas, y en caso de diarreas asociadas al consumo de antibióticos. La materia fecal para coprocultivo debe estar libre de contaminantes como orina o papel higiénico.
Después de la primera semana de enfermedad, se recomienda hacer un coprocultivo y no hemocultivo, ya que en esta etapa el bacilo se excreta en grandes cantidades en materias fecales.
La positividad es muy alta en las 2-4 semanas, permaneciendo positivo en portadores crónicos. Un solo coprocultivo negativo no descarta la enfermedad, pues las salmonelas se eliminan de manera intermitente.
La pauta de elección para el portador crónico es el tratamiento prolongado con fluoroquinolonas(ciprofloxacino); en caso de que exista colelitiasis, puede llegar a ser necesaria la colecistectomía. El diagnóstico en general de las diarreas bacterianas se realiza mediante coprocultivo.
Es importante extraer al menos dos muestras para cultivo en dos lugares distintos, Si en uno se aíslan bacterias que forman parte de la piel y en otro no, puede admitirse sin riesgo que la bacteria encontrada en el primer cultivo es un contaminante y no responsable de la infección del paciente. Resultados normales: Negativo Coprocultivo
Dentro del diagnóstico molecular de enfermedades infecciosas podemos encontrar diversas estrategias para la detección de patógenos en el organismo: Los métodos clásicos aún siguen siendo los más eficientes (además de económicos) a la hora de diagnosticar algunas infecciones patológicas importantes (infecciones urinarias, del tracto gastrointestinal, tuberculosis, malaria, babesiosis, etc.). Entre ellos encontramos la microscopía, los cultivos in vitro (hemocultivo, urocultivo, coprocultivo, cultivo de hongos, etc.
Los ensayos más importantes son el cultivo de heces (coprocultivo), el examen de parásitos en heces y la detección de toxinas de microbios en la deposición, entre otros.