Ejemplos ?
Tenía cocina con bodega, corral, pozo, establo y pajar, quizá por tener propiedades agrícolas, aunque el portal, que tenía obligación de reparar una convecina, se encontraba en estado de ruina.
Cuantas niega a la selva convecina lagrimosas dulcísimas querellas da a su consorte ruiseñor viudo, músico al cielo y a las selvas mudo.
¡O cielo injusto, si tremendo en el castigo, portentoso en el indulto! La planta más convecina quedó verde; el seco junco ignoró aun lo más ardiente del acelerado incurso.
Mi cuna se ha mecido entre pastores, a la sombra oscilante de la encina que mueve, al revolar por los alcores, el viento de la sierra convecina; y han arrullado mi niñez las quejas de la tórtola errante en los oteros, y el zumbido letal de las abejas que en Espuña desfloran los romeros; y mi oído infantil han halagado, repercutiendo allá de risco en risco, los silbos del zagal que descuidado conduce las ovejas al aprisco; y el sueño he conciliado, pobre infante, al siniestro gañido del lobato, y al ladrido del perro vigilante que en la sombra nocturna guarda el hato; y más tarde, entre jaras y quejigos, me han prestado su noble compañía el potro y el lebrel, fieles amigos, de mi remota juventud un día.