convaleciente

(redireccionado de convalecientes)

convaleciente

adj./ s. m. y f. MEDICINA Que convalece o se recupera aún está convaleciente del accidente de coche.

convaleciente

 
adj.-com. Que convalece.

convaleciente

(kombale'θjente)
abreviación
enfermo que se está recuperando de una dolencia El niño convaleciente se recuperó rápido.
Traducciones

convaleciente

Rekonvaleszent

convaleciente

convalescente

convaleciente

convalescence

convaleciente

ADJ & SMFconvalescent

convaleciente

a. convalescent.

convaleciente

adj convalescent
Ejemplos ?
Ellas tuvieron por parroquianos a los que eran niños cuando entró la Patria, y a los convalecientes del sarampión y la alfombrilla cuando Castilla y Echenique gobernaban el país por el sistema antiguo (teóricamente); y ¡qué diablos!, parece que con la teoría no le iba del todo mal a la patria.
Los soldados convalecientes paseaban: La fiebre les había descarnado las mejillas y hundido los ojos: A la luz del amanecer parecían espectros: Casi todos eran mozos aldeanos enfermos de fatiga y de nostalgia.
San Pedro-Mama, como se llama desde entonces a esa villa, tenía un hospital de convalecientes al pie del cerro de la hacienda de Santa Ana.
Y así que pudieron salir de casa, una extranjera distinguida y simpática, la secretaria de la Embajada rusa, la Kriloff, tuvo la ocurrencia de ofrecer un té a las convalecientes, un té blanco, sólo de muchachas, y poco numeroso, por limitarse a las que habían escapado del peligro y a media docena de amiguitas que no habían sufrido el mal.
Lo primero que les ofreció la Kriloff fueron largos cigarros de Oriente, en una bandeja de cobre nielada de acero, y si algunas hicieron remilgos, la mayor parte de las convalecientes los encendieron con monería, sacando volutas de humo azul, y no desdeñando los emparedados de caviar y la confitura de hojas de rosa.
Sucedió que una de las convalecientes, la linda Toria Fuenseca, se lanzó a preguntar a la Kriloff si era cierto que sabía evocar los espíritus.
La contestación fue una sonrisa enigmática; y otra de las convalecientes, Rosa María Mendoza, batió palmas, imploró a la rusa y exclamó: -He oído también que vaticina usted el Destino...
Con esta suma se terminó la construcción de 8 hospitales regionales, una clínica y un edificio habitacional para convalecientes; fueron ampliadas y adaptadas 4 clínicas - hospital y un albergue para pacientes foráneos y sus familiares; se construyeron 9 hospitales regionales, 4 clínicas de consulta externa y se crearon 34 puestos periféricos.
Allí, por los años de 1652, vistió el hábito de la Orden Tercera, y dio principio a la fundación de un hospital de convalecientes, al que bautizó con el nombre de Bethlem.
Mas a fuer de justiciero cronista quiero también dejar consignado que los belethmitas del Perú distaron mucho de parecerse a sus hermanos de los otros países de América, en cuanto a poca pureza de costumbres, y que por su caridad para con los pobres enfermos se hicieron siempre merecedores de cariñoso elogio social y de bendiciones de los agradecidos convalecientes.
En verdad, no se enoja con sus tipos de consuelo y de ingratitud. ¡Ojalá se transformen en convalecientes y en superadores, y se creen un cuerpo superior!
vamos a casa. Suelen dejarme cuando sonriendo mis pobres esperanzas como enfermitas, ya convalecientes, salen alegres a la ventana.