Ejemplos ?
(109) Ay triste del que lleva Los celos en el alma Y afecta en el semblante La risa del placer, Y sus palabras mienten La venturosa calma, Por que suspira ansioso Su contristado ser.
Corrían los desventurados pálidos los rostros y los ojos sin lágrimas, porque para los grandes dolores no existe el consuelo de ellas, buscando en los ojos de los demás una respuesta que nadie podía darles, y el contristado espectador se agregaba a ellos y los seguía como si el mismo infortunio los empujara.
Y ¡ay triste del que lleva Los celos en el alma Y afecta en el semblante La risa del placer, Y sus palabras mienten La venturosa calma Por que suspira ansioso Su contristado ser!
14 Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que de suyo nada hay inmundo: mas á aquel que piensa alguna cosa ser inmunda, para él es inmunda. 15 Empero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme á la caridad.