contrarrevolucionario


Búsquedas relacionadas con contrarrevolucionario: transporte, antirrobo

contrarrevolucionario, a

1. adj. POLÍTICA De la contrarrevolución los servicios secretos financiaron la guerrilla contrarrevolucionaria de aquel país.
2. adj./ s. POLÍTICA Que es partidario de la contrarrevolución los contrarrevolucionarios depusieron las armas por la presión internacional.

contrarrevolucionario, -ria

 
adj. Relativo a la contrarrevolución.
m. f. Partidario de ella.
Traducciones

contrarrevolucionario

/a ADJ & SM/Fcounterrevolutionary
Ejemplos ?
Participaban con Moreno que también eran liberales y casi todos abogados y veían en él a un abogado revolucionario, patriota y liberal. Llegaron a afirmar que era el “alma de la Revolución” y acusaron a Saavedra de contrarrevolucionario por oponérsele.
El 31 de enero de 1920 se produjo un golpe de estado contrarrevolucionario y partidario de los "blancos", y los miembros del Comité fueron ejecutados.
Además el "golpe contrarrevolucionario", como lo llama Josep Fontana, se había producido cuando las Cortes habían iniciado las vacaciones de verano desde el 1 de julio, habiendo dejado pendiente de la sanción real la nueva Constitución española de 1856 que ya estaba terminada.
340 A pesar de lo perjudicial para el Gobierno de la persecución de burgueses esenciales para algunos servicios, como técnicos especializados o médicos, Zinóviev defendió públicamente el 17 de septiembre la necesidad del terror como medida contra el terror contrarrevolucionario en medio de la guerra civil.
434 En el congreso, había vuelto a denunciar el carácter contrarrevolucionario de los liberales —para entonces agentes del imperialismo de los Aliados —, a condenar la continuación de la coalición gubernamental con ellos y a defender la implantación de un Gobierno temporal exclusivamente socialista que acabase con lo que percibía como amenazas a la revolución, aunque sin acabar con las formaciones políticas liberales ni implantar una dictadura socialista permanente.
La magnitud de la represión desatada en Barcelona por el capitán general Zapatero motivó que el periódico El Centro Parlamentario pidiera «en nombre de lo más sagrado, en nombre de la religión y de la honra nacional» que se pusiera fin a aquel baño de sangre, que confirmaba la idea de muchas personas de «que en ningún país civilizado se fusila tanto como en España». El 31 de julio se rendía Zaragoza el último foco de resistencia al "golpe contrarrevolucionario".
Mientras los marxistas consideraban al campesino (tanto propietario como trabajador) como un sujeto revolucionario inferior -si no directamente contrarrevolucionario respecto al proletariado industrial; los anarquistas, y por extensión los anarcosindicalistas, han defendido siempre el importante papel que jugarían los hombres y mujeres del campo en las transformaciones sociales, políticas y económicas en pos del comunismo libertario.
Esta presentación, esta identificación del Movimiento Peronista con la ideología burguesa, no es sino una manera de afirmar que el Movimiento Pero­nista no ha sido capaz de producir otra cosa que no sea el justicialismo, la te­oría de la coexistencia pacífica del capital y el trabajo como producto ideológico, y que, al no responder esa doctrina a las condiciones actuales en que se plantea la lucha de la clase trabajadora y la lucha por la emancipación nacional definitiva, se convierte en un freno objetivo de la lucha, en un Movimien­to contrarrevolucionario y defensor de una ideología burguesa.
Lo que ella se había imaginado como el acontecimiento más revolucionario resultó ser, en realidad, el más contrarrevolucionario .
La reacción prusiana aprovechó esta provocación para remplazar el ministerio de Pfuel por el de Brandenburg, abiertamente contrarrevolucionario.
En cuanto a la democracia pequeñoburguesa, que el 13 de junio había gritado: «¡Ah, pero si tocan al sufragio universal, ah, entonces!», se consolaba ahora pensando que el golpe contrarrevolucionario que se había descargado sobre ella no era tal golpe y que la ley del 31 de mayo no era tal ley.
¿Qué nos dicen las derechas en sus manifiestos, en sus carteles electorales? Si el rencor es la consigna del frente revolucionario, simplemente el terror es la consigna del frente contrarrevolucionario.