Ejemplos ?
Si una persona, teniendo derecho a la sucesión al trono, contrajera matrimonio sin el consentimiento del Rey, otorgado en Consejo de Ministros, será excluida del derecho de sucesión al trono para ella misma, así como para los hijos nacidos de tal matrimonio y para sus descendientes.
Sin embargo, el marino siguió fumando sin que se contrajera un músculo de su rostro, como si no percibiera o no notara el desfavorable efecto que había producido en sus oyentes.
Currito asintió con la cabeza, y mientras la ventera dirigíase barreño en mano a la cantarera, sacó, no sin que su semblante se contrajera dolorosamente, el brazo del improvisado cabestrillo, y -Aspérate -exclamó la señora Rosario, soltando el barreño lleno de agua cristalina delante de Currito, mientras el Garañón, que regresaba de la cuadra, dirigíase de nuevo a cerrar y colocar en la puerta la formidable tranca.
El elegido pasó muchos días estudiando lo que había de decir al príncipe, y, por último, le soltó la arenga delante de los comisionados, pronunciándola con aire grave y diciéndole, en resumen, que la felicidad del Estado exigía que contrajera matrimonio.
Si la densidad de energía de la energía oscura fuera negativa o el Universo fuera cerrado, entonces sería posible que la expansión del Universo se revirtiera y el Universo se contrajera hacia un estado caliente y denso.
Finalmente, la última enemiga de esta temporada es la antigua reina de las brujas (Majo Tourbillon), quien maldijo a Hana para que contrajera una grave enfermedad, que tarde o temprano le provocaría la muerte.
Así pretendió que Sancho se divorciara de su esposa María de Molina bajo el pretexto de parentesco, para que contrajera matrimonio con su prima Guillena de Beame, ganándose el rechazo de mucha gente.
Curioso es que los Lazaristas acogían a cualquier caballero de otra Orden que contrajera la lepra y era bien recibido entre ellos, siempre que guardara su Regla.
A los trece, después de que su madre contrajera matrimonio con Harry Greaves, un resfriado se convirtió en pleuresía, lo que le obligó a ser ingresado en el Myrtle Street Hospital, donde permaneció durante dos años.
La amistad con Espartero y el hecho de que éste contrajera matrimonio con la hija de una distinguida y adinerada familia riojana, le permitió iniciarse en el negocio de los vinos, para lo cual el general le cedió unos terrenos y le permitió usar la propias bodegas que poseía fruto del mayorazgo que con su esposa regentaba.
Maximiliano le encargó la embajada de llegarse hasta Flandes con la misión de evitar que el quinceañero príncipe Carlos, siguiendo el consejo de su mentor Guillermo de Croy, contrajera matrimonio con la hija del rey francés según los acuerdos estipulados entre ambos.
Además, como mecanismo de control, se acordó que en el año de 1603 contrajera nupcias con la hija de Hidetada, lo que emparentaba ambos clanes.