Ejemplos ?
Azules y tranquilos cual los cielos, lagos miré de transparencia rara, y en lecho de oro y perlas arroyuelos de pura linfa como el aire clara; el agua que al cristal da aquí más celos, si a aquélla la memoria la compara, con desdén la memoria la desecha, cual por arte imperfecto contrahecha.
Y de aquí y de su cantinela de que muchas de las cosas que en el mundo pasan son obra puramente de la casualidad y no de Dios ni de los hombres, procedía el apodo de Casualidades que todo el mundo le daba, sin que se incomodase por ello. Su misma fealdad natural daba cierta gracia a Juan de la Cavareda, como se la da a los payasos la contrahecha.
El mover de las ramas y verdura, que oye de encinas, olmos y follajes, la lleva amedrantada en la espesura sin rumbo por insólitos parajes; pues toda sombra cierta o contrahecha cree ser Reinaldo que su espalda acecha.
Sin ser absolutamente infiel, es una versión contrahecha, cuando no remendona, cuya lectura es ingrata y, ofende con frecuencia el buen gusto y el buen sentido.