contraescarpa

contraescarpa

s. f. CONSTRUCCIÓN Disminución progresiva del espesor de un muro, cuya cara externa es vertical.
Traducciones

contraescarpa

controscarpa
Ejemplos ?
En dicha batalla se distinguieron los dos batallones de voluntarios de Guipúzcoa al recuperar la zona que rodea la ermita de San Marcial cuando el enemigo estaba a punto de ganar la contraescarpa de dichos altos y rebasar el centro del dispositivo del VI Ejército.
La contraescarpa revestida era la mejor protección contra el ataque a fuerza viva, porque su altura (de 6 a 8 m) detenía bajo el fuego a quemarropa de los tiradores de la muralla a los grupos de los asaltantes, que no podían lanzarse en tropel al foso, sino que tenían que ir bajando uno a uno por las escalas, situación que los exponía a sufrir grandes pérdidas.
En las fortificaciones provisionales, en las que no se solía revestir más que uno de los taludes del foso, este es siempre la contraescarpa, y cuando no se revestía ninguno convenía darle la mayor inclinación posible y establecer en ella alambradas u otras defensas accesorias que dificultaran el acceso al foso.
La profundidad del foso en la puerta de entrada (en el frente de garganta) es de 4,20 metros. También se dispusieron hilados en la contraescarpa y una trinchera carlista y emplazamientos para cañones ligeros en la escarpa.
En el foso, la parte del mismo que da al interior de la fortaleza es llamada la escarpa y la pared que da al campo enemigo la contraescarpa.
Por medio de los zigzags llegaba con ramales de trincheras hasta el borde de la contraescarpa en donde se colocaba la artillería.
Sobre la contraescarpa discurre normalmente el camino cubierto y en el interior del foso se sitúan las fortificaciones auxiliares como revellines, hornabeques y contraguardias.
No les fue desconocida la fábrica con tepes o céspedes, así como el arte de sostener las tierras con fajinas aseguradas y mantenidas con piquetes armando lo alto del muro con coronas de estacas y lo que se llamó después falsabraga. Por lo regular plantaban la estacada delante o después del foso; esto es, al pie de la contraescarpa o de la escarpa.
Consiste esta clase de defensa en un común recinto, que es un rampar o terraplén revestido de mampostería o tepes; de un foso que forma una escarpa del lado de la plaza, y de una contraescarpa de parte de la campaña, baluartes, torres bastionadas, etc.
Rodeó el cuerpo de la plaza y obras exteriores una misma contraescarpa, desarrollándose alrededor de la fortaleza un parapeto en forma de glacis desplanada y entre este y la contraescarpa quedó un espacio libre y oculto que se llamó camino cubierto: luego vinieron las obras destacadas, las cortaduras, pozos de lobo, talas de árboles, atrincheramientos y líneas de contraguardia, especie de zapa por la cual el sitiado se aproximaba al enemigo, cayendo sobre los flancos de sus trincheras.
os fosos de una obra defensiva están limitados por dos superficies: la contraescarpa que corresponde a la parte exterior y la escarpa que es la interior o del parapeto y está constituida por el declive del terreno en que está abierto el foso, o por la obra de fábrica que contiene el empuje de las tierras.
En la fortificación permanente la contraescarpa suele estar revestida, y algunas veces acasamatada, ya para defender el foso mediante galerías flanqueantes (cf.