Ejemplos ?
Ella en sus pensamientos embebida De su propio aislamiento se olvidaba, Y aura estremeciéndole atrevida Los ligeros adornos, Conque cubierta su beldad llevaba Sus puros y bellísimos contornos Descubria á traicion cuando pasaba.
Cuando, habiendo celebrado consejo, todos los jefes fueron a fortificar los contornos de los barrancos, los contornos de las ciudades, él humilló a las ciudades de todas las tribus.
Y su flotante figura en el ambiente desecha, confundidos sus contornos por su rapidez aérea, ante los ojos parece mágica ilusión que vuela, sobre el rumor que producen sus vestiduras de seda y el perfume que despiden, a merced del aire sueltas, cuando en los muebles pasando ligerísimas tropiezan.
Ya montes gigantescos semejan sus contornos Al brillo de un relámpago que aumenta la ilusion, (226) Ya de volcanes ciento los inflamados hornos, Ya de movibles mónstruos alígero escuadron.
El sol se había puesto entre celajes, horribles nubarrones en forma de grandes montañas, de magníficos volcanes despidiendo a chorros su abrasadora lava, de góticos castillos de una antigua y exquisita arquitectura, de palacios encantados formados de granitos y adornados de topacios, rubíes, y esmeraldas, bordados todos sus contornos con dorados filetes, y reflejando resplandecientes fuegos, efecto sorprendente, producido también por los relámpagos que de vez en cuando iluminaban el lejano horizonte, que se perdía en la inmensidad de la tierra.
Los genios individuales se señalan menos, porque les va faltando la pequeñez de los contornos que realzaban antes tanto su estatura.
¡Pero, si eran los contornos de un cuerpo humano! ¡Era un cadáver, un ahogado que había arrojado el mar! Llegué hasta la misma roca.
Juan podía dormir tranquilo, y así lo hizo, no despertándose hasta que salió el sol, y todas las avecillas de los contornos rompieron a cantar: «¡Buenos días, buenos días!
Los tonos del crepúsculo pintaban los celajes de incopiables irisaciones, de opalinas transparencias; tras las enhiestas cumbres habíase hundido el sol dejando a su paso los últimos vaporosos pliegues de oro de su esplendorosa clámide; el valle adormecíase al conjuro de las primeras vaguedades precursoras de la noche; empezaban a esfumarse los contornos de los caseríos y de la arboleda; de vez en cuando turbaba el silencio la voz de alguno de los campesinos, que hablaba a distancia, o el rumoroso tintineo de las esquilas del ganado conducido a los apriscos por los pastores; algo dulce y sedante iba adueñándose del panorama, y allá en lo más hondo de etéreos abismos iban apareciendo los luceros y las estrellas, que parecían parpadear rutilantes y misteriosos.
De esta manera el concepto de autoridad en México es muy diferente que el europeo, el caso más importante podría ser la autoridad presidencial, que en México toma connotaciones en espacios de lo sagrado y de lo místico. En la sombra del presidencialismo hay contornos dibujados por el añorado Quetzalcóatl y el gran Tlatoani del México antiguo.
Un bulto oscuro yacía allí, inmóvil, junto a la roca... Conforme me acercaba, sus contornos aparecían más nítidos y definidos... Me quedaban sólo treinta pasos para llegar a la roca...
Danos el mapa los contornos de los continentes e islas en cuanto el nivel ordinario del mar los define; pero si ese nivel fuese bajando, ¡qué grandes cambios en nuestra geografía!