contendiente

(redireccionado de contendientes)
También se encuentra en: Sinónimos.

contendiente

(Derivado de contender.)
adj./ s. m. y f. Que contiende ambos contendientes resultaron ilesos. combatiente

contendiente

 
adj.-com. Que contiende.

contendiente

(konten'djente)
sustantivo
persona que lucha o discute con otra en una competición o acto Mañana se encontrará cara a cara con sus contendientes.
Sinónimos

contendiente

adjetivo y sustantivo
Traducciones

contendiente

soutěžící

contendiente

konkurrencedeltager

contendiente

Teilnehmer

contendiente

kilpailija

contendiente

participant

contendiente

natjecatelj

contendiente

競争者

contendiente

경기 참가자

contendiente

deelnemer

contendiente

konkurrent

contendiente

współzawodnik

contendiente

competidor, concorrente

contendiente

соперник

contendiente

tävlingsdeltagare

contendiente

ผู้แข่งขัน

contendiente

yarışmacı

contendiente

người dự thi

contendiente

竞争者

contendiente

A. ADJcontending
B. SMFcontestant, contender
Ejemplos ?
Y como la beligerancia de los rebeldes no ha sido reconocida por México, no es el caso de aplicar las reglas de la neutralidad consistentes esencialmente en no prestar ayuda directa ni indirecta a las partes contendientes, sino al contrario, sostener y prestar ayuda, por todos los medios posibles, al gobierno legítimamente constituído y constitucional que no es otro que el del señor Azaña.
Casos hubo, y era natural, en que uno de los contendientes juzgando segura su victoria, hizo grandes gastos y preparativos para que lo vitoreasen, quedándose, como se dice, con los cres- pos hechos y sin bailar.
Después de la chueca principió la jugada. Era ésta de cincuonta y doscien- tos. Llevaba la voz y la campana el señor X y los contendientes que eran los señores U. .
En la medida en que la tendencia revolucionaria es y ha sido la que origina y fortalece la estabilidad nacional, aumenta su responsabilidad para sostener, y mejorar la unidad de los mexicanos Después de un proceso electoral tan transparente como el que culminó el pasado 5 de julio, con la franca aceptación que de sus resultados han hecho los partidos contendientes, tenemos la certeza de que el nuevo gobierno representa la voluntad del pueblo y se halla respaldado sólida y ampliamente por él.
Esa poca de guerra, «que empieza ahora», en nuestras provincias, es indudablemente por derechos claros y bien entendidos; sobre todo, si alguno de los partidos contendientes pudiese ir a ciegas en la lid, e ignorar lo que defiende, no sería ciertamente el partido más ilustrado, es decir, el liberal.
A las cinco de la mañana estábamos los contendientes y los padrinos en la puerta de..., de donde nos dirigimos al teatro frecuente de esta especie de luchas.
Separando con limites bien señalados la Jurisdicción Ejecutiva de la Jurisdicción Legislativa, no me he propuesto dividir sino enlazar con los vínculos de la armonía que nace de la independencia estas potestades supremas, cuyo choque prolongado jamás ha dejado de aterrar a uno de los contendientes.
La determinación de su grado efectivo se dirime exclusivamente por la lucha incesante entre el capital y el trabajo; el capitalista pugna constantemente por reducir los salarios a su mínimo físico y prolongar la jornada de trabajo hasta su máximo físico, mientras que el obrero presiona constantemente en el sentido contrario. El problema se reduce, por tanto, al problema de las fuerzas respectivas de los contendientes.
Y de un modo tan agresivo hubieron de mirarse los dos viejos, que comprendiendo yo que en breve íbamos a tener que tocar el pito de carretilla, dejé el burlaero desde el cual sin ser visto acababa de oír el pintoresco diálogo, y colocándome entre ambos respetables contendientes, exclamé con voz la más ronca de mi reducido repertorio: -Vamos a ver si tenemos una miajita de quinqué y otra miajita de miramiento y otra miajita de lo que Dios manda y reparte.
Que han adquirido un carácter y una agudeza tales que luce sumamente difícil, si no imposible, el diálogo y la conciliación, también lo sabemos. Buscar métodos para iniciar un diálogo que los contendientes rehuyen es una tarea inútil.
Tuve contendientes serios, todos comprometidos con México; pasada la contienda democrática, es el tiempo de afianzar la unidad nacional por el camino del diálogo, el respeto y la buena fe, ésa será la actitud de este gobierno en la nueva etapa que hoy iniciamos.
El esfuerzo del Gobierno para obtener la máxima limpieza en los comicios, fue correspondido con creces por la ciudadanía y por los partidos políticos, que mantuvieron sus actos y procedimientos dentro de las propias leyes, en dignificación superada; quedó proscrito todo género de destemplanzas y se registraron plausibles rasgos de civismo entre los contendientes.