contemporáneo


También se encuentra en: Sinónimos.

contemporáneo, a

1. adj./ s. Que existe al mismo tiempo que otra persona o cosa contemporánea de la república. coetáneo, coexistente, coincidente
2. adj. De la época actual los autores contemporáneos encuentran muchas facilidades para publicar sus obras. actual

contemporáneo, -a

 
adj.-s. Existente al mismo tiempo que otra persona o cosa.
Relativo al tiempo o época actual.

contemporáneo, -nea

(kontempo'ɾaneo, -nea)
abreviación
1. que existe en el misma época o periodo temporal Góngora y Quevedo fueron contemporáneos.
2. pasado que es actual Dan un ciclo de cine contemporáneo.
Sinónimos

contemporáneo

, contemporánea
adjetivo y sustantivo
coetáneo, sincrónico, simultáneo, actual*. asincrónico, asíncrono.
Todos indican coincidencia en el tiempo, pero coetáneo lo es en la edad y contemporáneo se refiere a un largo período de límites indeterminados: Cervantes y Shakespeare son contemporáneos. Coetáneo se usa, pues, aplicado a personas de la misma edad aproximada o que pertenecen a la misma generación cultural. Sincrónico denota correspondencia exacta de hechos o fenómenos: cuadro sincrónico de la literatura del siglo xvii; marcha sincrónica de dos relojes. Simultáneo señala coincidencia precisa en un tiempo definido: la llegada de los dos trenes fue simultánea.
Traducciones

contemporáneo

contemporary, current, present, contemporáneo

contemporáneo

contemporain

contemporáneo

مُعَاصِر

contemporáneo

současný

contemporáneo

samtidig

contemporáneo

σύγχρονος

contemporáneo

nykyajan

contemporáneo

suvremen

contemporáneo

現代の

contemporáneo

동시대의

contemporáneo

eigentijds

contemporáneo

samtidig

contemporáneo

współczesny

contemporáneo

contemporâneo

contemporáneo

samtidig

contemporáneo

ร่วมสมัย

contemporáneo

çağdaş

contemporáneo

đương thời

contemporáneo

当代的, 当代

contemporáneo

當代

contemporáneo

/a ADJ & SM/Fcontemporary
Ejemplos ?
Modernizar el país en este sentido, quiere decir abrirnos al mundo contemporáneo, reafirmando nuestra identidad. Buscaremos nuevos equilibrios con Estados Unidos de América, ámbito de oportunidades y delicadas diferencias; atenderemos los agudos problemas bilaterales de la deuda y del comercio, el combate sin cuartel al narcotráfico y la protección de los derechos humanos y laborales de nuestros trabajadores migratorios.
Es inherente a nuestro régimen republicano y federalista que exista una adecuada relación de equilibrio entre los tres poderes, pero atenernos a esa cuestión constitucional básica, de modo alguno significa que yo esté renunciando a facultades importantes; posiblemente estaré renunciando a algunas prácticas que posiblemente tuvieron alguna justificación en el pasado, pero que ciertamente no tienen ninguna justificación en el México contemporáneo, y que además no van de acuerdo con mi manera de pensar, ni mi manera de actuar.
Pero exhibirlas en el drama social, íntimo, contemporáneo, en que campean tipos, costum- bres y hasta personas que nos son más conocidas y familia- res que el agujero de la oreja...
En el mundo de hoy y en el México de hoy, ¿cómo definir nuestra independencia política y económica, cómo acrecentar nuestra cultura, cómo respetar la dignidad de la persona y de la familia, cómo servir hoy, en este momento de la historia universal, al interés superior del pueblo mexicano? En síntesis, ¿qué demanda el interés nacional en el mundo contemporáneo?
No es exacto, como un escritor contemporáneo lo dice, que en la corrida que se dio el 3 de Noviembre de 1760, para celebrar la exaltación de Carlos III, fué cuando se empezó á dar nombre á cada toro é imprimir listines.
Es una elevada conveniencia, que atañe a nuestros principios más nobles, porque implica una recta apelación al albedrío de los sujetos, a su dignidad y a su honradez política, que han de ser ejercidos, como corresponde a las verdaderas virtudes ciudadanas, dentro del marco jurídico que la República se ha dado, en el que cabe el amplio espectro ideológico contemporáneo.
Por lo que mira a su suegro, Don Pedro de Alarcón, fue su contemporáneo, y por lo mismo no debió haber venido a América con demasiada anterioridad, hasta el punto de hallarse en estas tierras cuando la fundación de Zaruma.
Con la lectura semiótica podemos contribuir a fines tan elevados como los que intenta una educación neohumanística, pues hoy, la lectura no puede ser considerada aún, junto con la escritura y el razonamiento matemático, como meras derivaciones de la inteligencia, la memoria o la imaginación, sino como verdaderas funciones psicológicas del hombre contemporáneo, cuasi homo sapiens sapiens electrónico y ciberneta.
He escrito ya mucho, tengo muchas notas pero para prepararse a esta tarea es necesario que proceda a un estudio detenido de la historia, estudio que consignaré en estas páginas, blancas aún, y que creo que me servirán para la formación de mi obra. Cada día miro descorrerse un velo ante mis ojos cuando abro un documento contemporáneo.
Aludimos, como ya se habrá advertido, a la “Biografía” de su casi contemporáneo José Rivera Indarte, fallecido en Santa Catalina (Brasil) el 19 de agosto de ese año.
EPÍLOGO CONTEMPORÁNEO Todo lo que aquí, caro lector, has leído nos lo relataron en sus testimonios icónicos y escritos, nuestros antiguos reverendos y sabios abuelos, HUEHUETZIN, hombres y mujeres de conocimiento, que conservaron, gracias a la memoria cósmica que había quedado en el interior de la conciencia de cada uno y que el TEONANACATL, carne del Teotl, honguito divino, teopiltzin: reverendo niñito que nos da sabia energía, purificador de engaños, les fue revelando a través de la meditación y la vida disciplinada Así nos devolvieron a la energía prístina.
En segundo término la sorpresa…Una pantomima sobre motivos de actualidad cuyo argumento refiere, en extracto, un contemporáneo vecino del pueblo en los siguientes términos: (Los Vizcaínos “VOLUNTARIOS DE ORIBE”) “figuran aprisionar a Florencio Varela y a Thiebaut con su Ayudante: los juzgan, los condenan a muerte y los fusilan” (Diario Intimo del Dr.