contagio


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con contagio: contagiosa

contagio

(Del lat. contagium < cum, con + tangere, tocar.)
1. s. m. MEDICINA Transmisión directa o indirecta de una enfermedad siente pavor ante el contagio del sida.
2. MEDICINA Germen de una enfermedad contagiosa.
3. MEDICINA Enfermedad contagiosa el contagio amenaza amplias zonas del país.
4. SICOLOGÍA Transmisión de sentimientos y actitudes a consecuencia de influencias de distinto orden el contagio de la aversión al comunismo estuvo fomentado por el gobierno.

contagio

 
m. Transmisión, por contacto inmediato o mediato, de una enfermedad específica infecciosa o parasitaria.
Germen de la enfermedad contagiosa.
La misma enfermedad contagiosa.
Infección.
Extensión o comunicación de ideas o formas de pensar.
fig.Imitación de algún gesto, modo de reír o hablar, etc., hecha impensadamente.
ling. Fenómeno por el cual un rasgo pasa a caracterizar un elemento que no lo poseía a causa de una analogía o proximidad con otro elemento.

contagio

(kon'taxjo)
sustantivo masculino
1. medicina transmisión o adquisición de una enfermedad El contagio se produce por contacto.
2. figurativo transmisión de una actitud o sentimiento Su presencia produce un contagio de energía siempre.
Traducciones

contagio

зараза

contagio

contagio

contagio

contágio

contagio

العدوى

contagio

传染

contagio

傳染

contagio

SM
1. (Med) → infection, contagion
2. (fig) → contamination

contagio

m. contagion, communication of disease.
Ejemplos ?
-Hay un inconveniente. Si, como dice usted, se trata de un tuberculoso, en los asilos de criaturas sanas no le admitirán, por temor al contagio.
Algo quería decir aquel hombre. Como un contagio, se les pegaba la enfermedad de Vidal, olvidaban la acción y se detenían a discurrir, a meditar, quietos.
¿Qué otra cosa vemos sino hombres ocupados en negociar su propio castigo y su misma desolación? ¡Oh descaminados y contumaces deseos de los hombres, que por el contagio de la culpa os procuráis la pena!
Por eso Casio desde niño aborreció la superioridad, aun en la presunción de otro alguno; y varón, en las armas y fortuna de César: fue su natural contagio para Marco Bruto.
La enfermedad la había hecho salir de aquel asilo; le habían dado bastante dinero para poder andar algún tiempo sola por el mundo, de fonda en fonda; pero la habían alejado de sus discípulas. Naturalmente. Se temía el contagio. No se quejaba.
las obras maestras de mi culta música, aunque acaso no la entiendan como no comprenderán toda la pujanza germánica que yo contagio con entusiasmo.
No serán culpables las hojas de mi libro en la rabia del basilisco que las leyere, sino el contagio de sus ojos, que miran con muerte; ni acusará estas razones sino aquel que sintiere que yo descubra en advertencia lo que secreto podía él obrar en tósigo.
Opongamos a estos cuadros, el de las costumbres de un reducido número de pueblos que, preservados de ese contagio de conocimientos vanos, han labrado su propia felicidad por sus virtudes y dado el ejemplo a otras naciones.
Allí estaba el maestro Arqueles Vela con su emotivo contagio por la vida y por el arte; José Vizcaíno Pérez con su entusiasta impulso para el armónico desenvolvimiento apasionado de nuestra personalidad a partir de una práctica del lenguaje en todos los ámbitos de la vida y Moisés Jiménez Alarcón envolviéndonos con su lectura en voz alta tras descubrir en la biblioteca la resonancia de voces inmortales adormecidas en las páginas de libros que amorosamente reconstruíamos en nuestra mente y soñábamos algún día acaso reescribir.
Si todos cuantos forman parte de las Comisiones depuradoras se compenetran de esta manera de pensar y la transmiten en patriótico contagio a aquellos que han de coadyuvar a su labor con sus informes, es cosa segurísima que antes de mucho tiempo, en esta España que hoy contemplamos destruida, empobrecida y enlutada, una vez restaurado su genio y tradición nacional, veremos amanecer en alborada jubilosa un nuevo siglo de oro para gloria de la Cristiandad, de la Civilización y de España.
Penetra el sol por las hendiduras de los árboles viejos. Todo es expansión, comunicación, florescencia, contagio, esparcimiento. El periódico desflora las ideas grandiosas.
Que aun con todo esto, como pajas perdidas que con el gusto del perfume no se cuidó de recoger cuando se abrió la caja de perfumería, quedaron sueltos algunos cabos, que bien pudieran rematarse; que acá sobra un epíteto; que aquí asoma un asonante inoportuno; que acullá ostenta su voluta caprichosa un esdrújulo osado; que a cual verso le salió corta el ala, lo que en verdad no es cosa de gran monta en esta junta de versos sobrados de alas grandes; que, como dejo natural del tiempo, aparecen en aquella y esta estrofa, como fuegos de San Telmo en cielo sembrado de astros, gemidos de contagio y desesperanzas aprendidas; ¡ea!