constructor

(redireccionado de constructores)

constructor, a

1. adj./ s. OFICIOS Y PROFESIONES Que construye ha visitado la obra el constructor.
2. s. f. CONSTRUCCIÓN Grupo o sociedad que fabrica determinadas obras de albañilería o edificios.

constructor, -ra

(konstɾuk'toɾ, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
occupations persona que se dedica a edificar El constructor culminó la casa en un año.

constructor, -ra


abreviación
que se dedica a edificar Habló con la compañía constructora para que comience la obra.
Traducciones

constructor

بَنَّاء

constructor

stavbař

constructor

bygningshåndværker

constructor

Bauarbeiter

constructor

χτίστης

constructor

rakentaja

constructor

zidar

constructor

建築業者

constructor

건축업자

constructor

aannemer

constructor

byggherre

constructor

budowniczy

constructor

pedreiro

constructor

byggare

constructor

ช่างก่อสร้าง

constructor

inşaatçı

constructor

thợ xây

constructor

建筑工人

constructor

A. ADJbuilding, construction antes de s
B. SM/Fbuilder
constructor(a) cinematográfico(a)set designer, set builder
constructor(a) de buquesshipbuilder
constructor(a) navalshipbuilder
Ejemplos ?
En seguida, aquello se licuó, no se sostuvo en pie. Entonces los Constructores, los Formadores, dijeron otra vez: “Mientras más se trabaja, menos puede él andar y engendrar”.
En seguida, el discurso dicho a aquellos augures, a la Abuela del Día, a la Abuela del Alba por los Constructores, los Formadores; he aquí sus nombres: Antiguo Secreto, Antigua Ocultadora.
Jesús, fijando su mirada en ellos, les dijo: "¿Qué significan entonces esas palabras de la Escritura: La piedra que rechazaron los constructores ha venido a ser la piedra principal.
10. ¿No habéis leído esta Escritura: La piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido; 11. fue el Señor quien hizo esto y es maravilloso a nuestros ojos?
Teme además el cúmulo de leyes adicionales, y cada vez más extensas, que la regulación de las leyes anteriores de páuperos causa; pero esto viene de que se quieren legislar las formas del mal, y curarlo en sus manifestaciones; cuando en lo que hay que curarlo es en su base, la cual está en el enlodamiento, agusanamiento y podredumbre en que viven las gentes bajas de las grandes poblaciones, y de cuya miseria–con costo que no alejaría por cierto del mercado a constructores de casas de más rico estilo...
La nueva política no necesita, en consecuencia, criticar la vieja ni darle grandes batallas; necesita sólo tomar la filiación de sus cadavéricos rasgos, obligarla a ocupar su sepulcro en todos los lugares y formas donde la encuentre y pensar en nuevos principios afirmativos y constructores.
Estando pues todos terminados, venados, pájaros, les fue dicho a los venados, a los pájaros, por los Constructores, los Formadores, los Procreadores, los Engendradores: “Hablad, gritad; podéis gorjear, gritar.
Aquí recogeremos la declaración, la manifestación, la aclaración de lo que estaba escondido, de lo que fue iluminado por los Constructores, los Formadores, los Procreadores, los Engendradores; sus nombres: Maestro Mago del Alba, Maestro Mago del Día, Gran Tapir del Alba, Dominadores, Poderosos del Cielo, Espíritus de los Lagos, Espíritus del Mar, Los de la Verde Jadeita, Los de la Verde Copa; así decíase.
En adelante llamad a Maestro Gigante, Huella del Relámpago, Esplendor del relámpago, Espíritus del Cielo, Espíritus de la Tierra, Constructores.
En seguida fueron ensayados seres construidos, seres formados, por los Constructores, los Formadores, los Procreadores, los Engendradores.
Dice el chileno Alberto Edwar que en España, los pueblos del Norte, los de las provincias vascas, los gallegos, etc. son más eficaces, más constructores, más trabajadores porque sus tierras son áridas; en cambio los el sur, los andaluces, etc.
¡Constructores agrícolas, civiles y guerreros, de la activa, hormigueante eternidad: estaba escrito que vosotros haríais la luz, entornando con la muerte vuestros ojos; que, a la caída cruel de vuestras bocas, vendrá en siete bandejas la abundancia, todo en el mundo será de oro súbito y el oro, fabulosos mendigos de vuestra propia secreción de sangre, y el oro mismo será entonces de oro!