constitucionalista

(redireccionado de constitucionalistas)

constitucionalista

1. adj. POLÍTICA Del constitucionalismo doctrina constitucionalista.
2. s. m. y f. DERECHO, POLÍTICA Adepto del pensamiento juridicopolítico del constitucionalismo.
Traducciones

constitucionalista

costituzionalista
Ejemplos ?
No me detendré en llamar vuestra atención sobre la importancia y oportunidad de todas esas disposiciones, oportunidad e importancia que su simple enunciado revela, supuesto que a nadie escapa que era indispensable, por una parte, llamar a las filas constitucionalistas a todos los que hicieron la Revolución de 1910, lo mismo que a los federales que tuvieron plena conciencia de sus deberes y estuvieron dispuestos a cumplirlos, y, por otra, indicar que no se dejaría sin castigo a Huerta y a todos los que lo habían secundado en el cuartelazo, lo mismo que a los que habían iniciado la rebelión contra el Gobierno legítimo de la República.
En el curso de estos acontecimientos y aún en medio de las situaciones más difíciles, el Gobierno Constitucionalista insistió constantemente en la desocupación del puerto de Veracruz por las fuerzas invasoras, hecho plausible que tuvo lugar el 23 de noviembre del mismo año de 1914, fecha en que ondeó de nuevo nuestro pabellón nacional en esa heroica ciudad, que desde entonces quedó en poder de las fuerzas constitucionalistas...
Los enemigos del nuevo orden de cosas establecido en el país, tenaces en su criminal labor de determinar la intervención americana a todo trance, provocaron nuevos y serios conflictos en la frontera del Norte, siendo el más serio el de Columbus, población limítrofe que fue asaltada el 9 de marzo de 1916 por Villa y sus secuaces, quienes derrotados y batidos constantemente por las fuerzas constitucionalistas, se refugiaban en los confines de los Estados de Chihuahua y de Sonora.
Al ocupar las fuerzas constitucionalistas, mandadas por el general Pablo González, la ciudad de México, después de la derrota de las chusmas zapatistas que durante algunos meses la habían tenido en su poder, éstas se dispersaron en pequeñas bandas que, incapaces de hacer formal resistencia, presentando combate serio, se dedicaron a cometer toda clase de depredaciones emprendiendo una labor de exterminio, como si tratasen de acabar con la población mexicana.
A raíz de la ocupación del puerto de Veracruz, los honorables plenipotenciarios de Argentina, Brasil y Chile, autorizados por sus respectivos gobiernos, me ofrecieron como jefe superior de las fuerzas constitucionalistas sus buenos oficios para mediar en el conflicto entre México y los Estados Unidos del Norte, invitación que con franco agradecimiento acepté en principio con ese carácter, comunicándolo así en nota relativa de 20 de abril de 1914, expedida desde la ciudad de Chihuahua.
Que los patriotas, los sinceros constitucionalistas, los hombres del deber, presten su concurso á la causa de la libertad electoral, y el país salvará sus más caros intereses.
Todas las razones anteriores serían más que suficientes para no retirarme del poder, para no acatar los actos de la Convención y para desconocer a ésta llamando a los jefes y gobernadores a reasumir las funciones de sus respectivos cargos; mas deseando que mi actitud no se interprete como un mero subterfugio para eludir el cumplimiento de mi promesa para retirarme del Poder y que no s dude de la sinceridad de mis actos y con el fin de evitar un conflicto entre las fuerzas constitucionalistas que me son adictas y aquellas que creyeron su deber apoyar a la Convención...
Pero aún así no podría ayudar a los americanos a avanzar hacia el interior… El 21 de abril, la noticia de la ocupación de Veracruz llegó a Tampico en donde provocó, contra los americanos, un movimiento patriótico del que nuestro corresponsal, atrapado en la ciudad bloqueada por los constitucionalistas, ha podido observar las manifestaciones características.
21 abril El gran ataque anunciado ayer por los constitucionalistas no se hizo. Los oficiales federales parecen estar muy sorprendidos de que los rebeldes hayan faltado a su palabra, ya que nunca ha ocurrido.
916 Decreto de Carranza contra los trabajadores 1 de Agosto de 1916 Venustiano Carranza, Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Encargado del Poder Ejecutivo de la Nación, en uso de las facultades extraordinarias de que me hallo investido, y considerando: Que las disposiciones que se han dictado por las autoridades constitucionalistas para remediar la situación económica de las clases trabajadoras y el auxilio que se les ha prestado en multitud de casos...
Motivado por estas vivencias, en 1918 publicó en Barcelona Los Estados Unidos contra la Libertad, texto en el que Fabela hace un llamado para que los gobiernos Latinoamericanos “…abran los ojos y contemplen el triste espectáculo de una América española que bien parece merecer el título de El continente suicida, calificativo que le ha dado el noble defensor de nuestra raza, Manuel Ugarte.” A partir del triunfo de los constitucionalistas, Fabela inicia una vida activa en el extranjero como gestor y diplomático.
Es tan importante esta modificación a la Constitución, es tan trascendental, que estimamos viene a ser violatoria del Artículo 133 de la Constitución, que establece que esta es ley fundamental y que las autoridades deben someter sus actos y sus decisiones a la ley fundamental, y nosotros, señores, somos autoridades o poderes constituidos, no somos poderes que estemos fuera de lo que se llama y con mucha razón por los constitucionalistas "decisiones fundamentales del Constituyente".