Ejemplos ?
En agosto de 1984, los tres secuestradores, Kobakhidze y los hermanos Iverieli, fueron sentenciados a la pena capital, mientras que la co-conspiradora Tinatin Petriashvili recibió una pena de prisión de 14 años.
Su actuación política, parlamentaria, institucional o conspiradora (incluso con participación en la lucha armada) fue intensa, pero siempre volvía a lo suyo, al periodismo.
Se casó con el actor Walter Hillbring de quien se separó dos años después. Desde el ascenso nazi en 1933 trabajó como conspiradora y entró en contacto con el jesuita Friedrich Muckermann.
Además trató a la Standard Oil de criminal, malhechora, asesina doméstica, conspiradora doméstica, ladrondes, todos adjetivos sumamente descriptibles de lo que fue la Standard Oil y su modo de operar en Latinoamérica.
Es un oportunista malevolente capaz de aliarse con cualquiera que pueda ayudarlo a cumplir sus objetivos, y su naturaleza conspiradora lo ha enemistado con varios de los demás personajes del juego, entre ellos Sub-Zero y Scorpion.
La duquesa de Chevreuse, gran conspiradora y otras princesas se aliaron, así como el propio hermano del rey, para intrigar contra la autoridad cada vez más relevante de Richelieu, por entonces sólo obispo de Luçon.
En la serie es enemiga acérrima de Atia, excepto en público, y cuando asesinan a su hijo, se suicida en las puertas de su casa maldiciéndola. Es la principal conspiradora contra César aunque anteriormente fuese su amante.
Notables aquí son por ejemplo Nesta Webster, una fascista británica veintecentista, famosa teorética conspiradora, el estadounidense John Birch o el predicador cristiano estadounidense Pat Robertson.
Llovían las preguntas y los consejos, y, al llegar a la estación de Atocha, al poner el pie en Madrid, conocía ya mi posición, mis recursos, mis proyectos, mi historia, mi edad, mi estado sanitario -¡toda mi biografía! Indudablemente era una conspiradora.
-me pregunté después a mí mismo. Y las gacetillas de El Observador, que recordé en aquel instante, me hicieron sospechar: I. Si sería una conspiradora. II.
1925: Desierto de piedra. 1926: Las espigas de Ruth. 1926: Myriam la conspiradora. 1926: El jinete de fuego. 1927: Tierra de jaguares.
El argumento de Cohn es que esta teoría conspiradora motivó a sus adherentes a buscar la masacre del pueblo judío y se convirtió en un factor psicológico en el Holocausto nazi.