Ejemplos ?
Cada libertador ha sido un ilegal; cada progreso de la civilización un atentado contra las leyes consagradas por el conservatismo enemigo del adelanto.
Otro enemigo no menos terrible tiene la mujer: las costumbres establecidas; esas venerables costumbres de nuestros mayores, siempre rotas por el progreso y siempre anudadas de nuevo por el conservatismo.
Durante la presidencia del General Pedro Alcántara Herrán, se fortaleció el poder del presidente con el fin de poder mantener el orden en todo el territorio nacional, que en ese entonces se encontraba en guerra; se hizo una intensa reforma educativa y se impuso el autoritarismo y centralismo en todo el territorio nacional que el conservatismo utilizó para su ventaja.
En 1898 logró imponer en la Presidencia de la República al octogenario dirigente Manuel Antonio Sanclemente, y en la Vicepresidencia al también anciano literato José Manuel Marroquín, con la intención de mantener su influencia política, pero el plan se volvió en su contra cuando Marroquín, apoyado por un sector del conservatismo, derrocó a Sanclemente en 1900, desatándose la Guerra de los mil días y la separación de Panamá.
En 1922, Pedro Nel Ospina se postuló como candidato único del conservatismo para la Presidencia, contra el candidato liberal general Benjamín Herrera.
No obstante importantes avances que se dieron en la creación de ese partido, las condiciones políticas caucanos llevaron a que el proyecto se abandonara y a que Albán lanzara a los conservadores a la guerra de 1876 que, como es bien conocido, tuvo unas particulares características de guerra religiosa que no bastaron para que el conservatismo resultara vencedor.
La respuesta del gobierno liberal a la resistencia conservadora a las reformas liberales fue dividir a Antioquia en tres provincias: Antioquia, Córdova y Medellín, con capital en Santa Fe de Antioquia, Rionegro y Medellín respectivamente, para frenar las mayorías electorales que ya tenía el conservatismo.
El ex alcalde de Bogotá y senador Andrés Pastrana anunció su renuncia al escaño para postular a la presidencia por el movimiento Nueva Fuerza Democrática, fundado por el algunos años atrás y que reunía a nuevas figuras de los dos partidos tradicionales (pero principalmente conservadores). Pronto el ex alcalde consiguió el respaldo de todo el conservatismo y aún de un sector descontento del partido liberal.
Como oposición al Frente Nacional fue presentada la candidatura del ex parlamentario y ex ministro bogotano Jorge Leyva Urdaneta, miembro del conservatismo y quien había regresado al país luego del exilio que padeció durante el gobierno de Rojas.
Pero, debido a su aguerrido conservatismo, iniciaron una persecución contra toda persona partidaria de una ideología distinta a la conservadora, como liberales, comunistas, ateos y masones, lo que los llevó a ser responsables de varias masacres.
En León, en cambio, predominaban las clases medias artesanales y mercantiles. En tanto que Granada era el bastión del conservatismo político, León era el principal centro del liberalismo de Nicaragua.
Sin embargo, la Unión Republicana no atrajo a sectores importantes del liberalismo y del conservatismo, que comenzaron su reorganización.