conseja


También se encuentra en: Sinónimos.

conseja

(Del lat. consilia, consejo.)
1. s. f. LITERATURA Narración breve de tipo fantástico semejante al cuento y a la fábula.
2. Junta para tratar lo que es ilícito o perjudicial para una persona en conseja tramaron la confabulación contra el alcalde.
Sinónimos

conseja

sustantivo femenino
Traducciones

conseja

conte, histoire

conseja

story

conseja

SFold wives' tale
Ejemplos ?
Años hace que me dijeron que ese cuento se lo había referido a don Práxedes Mateo Sagasta, cuando éste era presidente del Consejo y la ira fuerista palpitaba en Navarra, cierto cura de Torrecilla de Cameros o de algún otro pueblecillo cercano de la espléndida admirable Rioja... Y yo me acordé de la conseja viendo las dos escenas que he apuntado.
Y basta de dibujos y requilorios, y andar andillo, y siga la zambra, que si Dios es servido, y el tiempo y las aguas me favorecen, y esta conseja cae en gracia, cuentos he de enjaretar a porrillo y sin más intervención de cartulario.
Al pronto me causó suma extrañeza la conseja del príncipe archimillonario y poderosísimo que deja a su mujer ganarse la vida diciendo la buenaventura, y declaro que creí que la bruja mentía por vanidad; pero después una idea hirió mi imaginación, y se me ocurrió que el tal príncipe...
-Gracias a Dios, hace tiempo, que yo digo como madama Geofroid «quand j’étais femme». Grato y de propicio agüero es comenzar con un epitalamio, ya sea un libro o una simple conseja.
Don Gerónimo Banda, tan bueno para una trova como para una conseja, sentábase en medio al turbulento círculo y nos refería las escenas de su vida nómada, historias portentosas que escuchábamos maravillados tendido el cuello, conteniendo el aliento, y la vista fija en la masa de blancas barbas que ocultaba la boca del narrador.
riesgo de que se incomoden conmigo los trujillanos y me llamen hasta excomulgado a matacandelas y hereje vitando, ocúrreseme hoy sacar a plaza conseja que con ellos y con su tierra se relaciona.
El debate, la discusión libre de las ideas, pero se ha repetido la conseja y lo han repetido y lo han repetido, incluso en las encuestas.
En aquellas flemáticas figuras que se envían en calma gravemente el humo unas a otras, las pinturas de Teniers reconoces; de esta gente en el habla, ademanes y posturas, un no sé qué de vago, indiferente hay, que sus personajes asemeja a los de una fantástica conseja.
Lo que es para mí punto formalmente averiguado es que el virrey, cobrando miedo a la vocinglería de las campanas, no volvió a pasar por la plazuela de San Agustín, cuando le ocurría ir de galanteo a la calle de San Sebastián. Y aquí hago punto y rubrico, sacando de esta conseja la siguiente moraleja: que no hay enemigo chico.
Y pues ninguno en la conseja histórica quiso meter la literaria hoz, yo me dije: -señores, sin escrúpulo aquí si que no peco, aquí estoy yo.
Algunos mozos, preciso es confesarlo, se rieron de la descripción, porque el escepticismo hace ya estragos hasta en las aldeas; pero las mujeres, los viejos y los niños patrocinaron la conseja del tío Ambrosio, y el Grilo fue de los primeros a persignarse si pasaba con sus bueyes por delante del pinar.
Los cuerpos estaban fríos; junto a ellos las dos espadas; y, porque más no siguiese la Virgen sin luminaria, el cura encendió la estopa, la estopa prendió la lámpara, y desde entonces se cuenta EL MILAGRO DE LA PAVA. = Conclusión Si es conseja o sucedido, Dios lo sabe, y Dios me valga: Goya lo tuvo por cierto, y pintó la Serenata.