Ejemplos ?
Sea cual fuere la aceptación dominante, aplica la reforma este sentido de cambio no sustancial, conseguible dentro de un sistema social dado y con los medios que el orden institucional establecido tiene para conseguir los cambios sociales, económicos o políticos, y de ahí con frecuencia en las constituciones existe un apartado dedicado a las reformas de la misma, aunque sus cambios en realidad histórica suelen producirse por medios y métodos convulsivos.
Y la máxima eficiencia conseguible es:: eta_ opt = frac U2 (1 + sqrt 1 + U2) 2 Debido a que Q puede ser muy elevado, aún cuando es pequeña la potencia alimentada a la bobina emisora, a lo largo de un número de ciclos se desarrolla un campo relativamente intenso, lo cual aumenta la potencia que puede ser recibida en resonancia y la potencia que se encuentra en el campo oscilante supera a aquella con la que se alimenta a la bobina, y la bobina receptora recibe un porcentaje de dicha magnitud.
Importada por Kassnar (de Harrisburg, Pensilvania), que es llamada el SA-85M, que solamente es conseguible en su forma “pre-prohibición” por unos pocos años antes de la prohibición de la importación de armas de asalto de 1989; solamente 7,000 SA-85M pre-prohibición fueron importadas antes de 1989, que es considerada un hito entre los coleccionistas de armas de fuego con altos precios (1,500 dólares o más).
En este período, es importante que el criador añada a la dieta habitual de los progenitores (mezcla de semillas para la alimentación de aves exóticas, conseguible en cualquier tienda de mascotas), una buena ración de alimento vivo (que se obtiene en los mismos puestos de venta).
En 1976 cierra su etapa experimental con un libro inhallable, sólo conseguible en su primera edición a mimeógrafo: Los asesinos de la última hora.
Juan Peiró sin embargo achaca dicha conducta a que «la libertad de Cataluña no era conseguible más que por un procedimiento de acción directa», resultado de «siglos de sumisión bajo el yugo de magistrados, militares y polizontes incapaces de comprender el alma de los catalanes».
«Era mejor, sí -pensaba este-, era mucho mejor que escribiese otro aquella obra, como fue Platón quien expuso la doctrina socrática.» No era él mismo quien podía, con toda libertad de ánimo y sin que ello pareciese, no ya presuntuoso, mas un esfuerzo para violentar el aplauso de la posteridad, que se estimaba no conseguible; no era él quien podía exaltar su saber y su pericia.