Ejemplos ?
C. aunque conozcamos poco esta primera fase de ocupación, vinculada dudosamente sólo a escasos vestigios arquitectónicos. El panorama cambia radicalmente en el último tercio del siglo III a.
Esta ecuación es más útil que la más general escrita arriba, pero aun así es una ecuación incompleta, pues f no puede ser resuelto en tanto no conozcamos el término de colisiones.
Rodríguez Adrados, a partir de lo sostenido por Gigon, referente a que Jenófanes era un rapsoda influido por los milesios y Pitágoras, señala que “el influjo pitagórico, finalmente, es discutible mientras no conozcamos el contexto del fragmento 6, que puede ser incluso una sátira del pitagorismo”.
De hecho, aunque aún no conozcamos las teorías físicas por venir, la clasificación de grupos de Lie ya nos proporciona la lista de los posibles grupos de simetrías infinitesimales.
Este álbum, se muestra más obscuro y personal para Tarja que My Winter Storm, donde también encontramos los elementos del Metal más notorios que antes, pues esto es lo que Tarja busca, que conozcamos algo de la verdadera Tarja Turunen, que sepamos "Que se esconde debajo".
Producciones. Conocemos la parte litoral, la llanura aluvial descrita en la Monografía precedente. Conozcamos la sección montañosa.
4 Escojamos para nosotros el juicio, Conozcamos entre nosotros cuál sea lo bueno; 5 Porque Job ha dicho: Yo soy justo, Y Dios me ha quitado mi derecho.
La misma razón lo dice, porque si es imposible que conozcamos algo puramente mientras que estamos con el cuerpo, es preciso una de dos cosas: o que nunca se conozca la verdad o que se la conozca después de la muerte, porque entonces el alma se pertenecerá a ella misma libre de esta carga, mientras que antes no.
Para comprender mejor la cosmovisión nacionalista, es necesario que conozcamos los elementos que la componen; porque estos son las que conforman su fundamento doctrinal y le dan su característica particular; que la distinguen nítidamente de las demás ideologías.
Pertenecemos a la sociedad de Damas Amorosas. Nuestro objetivo es hacer felices a los demás, aunque no los conozcamos ni sepamos quiénes son...
Alcibíades: Eso es evidente. Sócrates: ¿El que manda que nos conozcamos a nosotros mismos manda, por consiguiente, que conozcamos nuestra alma?
La plaga infinita de empleados hambrientos que de España nos inunda, nos devora el producto de nuestros bienes y de nuestro trabajo; al amparo de la despótica autoridad que el gobierno español pone en sus manos y priva a nuestros mejores compatriotas de los empleos públicos, que requiere un buen gobierno, el arte de conocer cómo se dirigen los destinos de una nación; porque auxiliadas del sistema restrictivo de enseñanza que adopta, desea España que seamos tan ignorantes que no conozcamos nuestros sagrados derechos, y que si los conocemos no podemos reclamar su observancia en ningún terreno.