connivencia

(redireccionado de connivencias)
También se encuentra en: Sinónimos.

connivencia

(Derivado de connivente.)
1. s. f. culto Disimulo o tolerancia del superior con respecto a las faltas de sus subordinados fue acusada de connivencia con sus secretarias. comprensión, condescendencia, disimulo, indulgencia intolerancia, rigidez
2. Acuerdo entre varias personas para hacer una treta o un fraude del que se benefician todas entregó la ciudad al invasor en connivencia con él. complicidad, complot, confabulación, conspiración, contubernio

connivencia

 
f. Disimulo o tolerancia del superior para las faltas de sus subordinados.
Acción de confabularse.

connivencia

(konni'βenθja)
sustantivo femenino
1. pacto entre personas para cometer actos ilícitos Vendían droga con la connivencia de la policía.
2. intolerancia tolerancia o disimulo del jefe ante las faltas de sus empleados La secretaria faltaba con la connivencia de su jefe.
Sinónimos

connivencia

sustantivo femenino
acuerdo, confabulación, conchabanza, aconchabamiento, contubernio.
Connivencia es generalmente una expresión más suave o eufemística, e implica a veces el simple disimulo o tolerancia más o menos culpable.
Traducciones

connivencia

connivenza

connivencia

collusion

connivencia

сговор

connivencia

التواطؤ

connivencia

samverkan

connivencia

SFconnivance
estar en connivencia conto be in collusion with
Ejemplos ?
Achaca la responsabilidad del hecho enteramente en el Marqués de Caxias, preguntándose si lo hizo para continuar ocupando militarmente el Paraguay, para poder exterminar al resto de la población paraguaya, como resultado de connivencias con López, como efecto de la senilidad, o quizá para aprovecharse económicamente de la continuidad de la guerra.
La comprobación del saqueo, sus sospechas de que los sobrevivientes del naufragio habían sido asesinados, la incapacidad de las autoridades locales para resolver el caso (que Vereker atribuía a connivencias con los saqueadores en algunos casos y a negligencia en otros) motivaron que la cuestión escalara rápidamente al secretario de Asuntos Exteriores, nuevamente John Russell, y que Christie tomara intervención directa en el asunto.
Pasó a ser vocal de la Corte Superior de Lima el 29 de agosto de 1825, y en tal virtud hubo de integrar el Tribunal Militar de segunda instancia en diciembre de 1825, que conoció la causa seguida al general Juan de Berindoaga y a José Terón, por sus connivencias con los realistas, y los sentenció a muerte el 27 de febrero de 1826.
Al proclamarse la República volvió a Barcelona y se afilió al Bloc Obrer i Camperol (BOC), organización a medio camino entre el nacionalismo y el marxismo pero al poco se sintió decepcionado por las ambiciones dirigistas de sus jefes y sus connivencias con la pequeña burguesía nacionalista.