conmiseración


También se encuentra en: Sinónimos.

conmiseración

(Del lat. commiseratio, -onis.)
s. f. Compasión por los trabajos y padecimientos ajenos no mostró ni un ápice de conmiseración por sus desgracias. miseración

conmiseración

 
f. Compasión que uno tiene del mal de otro.

conmiseración

(kommiseɾa'θjon)
sustantivo femenino
sentimiento de piedad por el sufrimiento ajeno conmiseración por las víctimas del atentado
Sinónimos

conmiseración

sustantivo femenino
Traducciones

conmiseración

SFsympathy, commiseration
Ejemplos ?
En segundo lugar, siento muchísimo que me hable usted con tanta conmiseración y blandura; pues yo no entiendo de suavidades, zalamerías ni melindres.
Para nosotros nada sería más cómodo que dejarnos llevar por el fácil impulso de la conmiseración, como algunos pretenden, y olvidar lo pasado.
Él no tenía miedo...; pero sí una honda conmiseración, y como espanto y pena, a la par que susto, ante la temeridad de nuestro siglo.
El joven Sotomayor había leído en las palabras del indio todo su infortunio, compadecía su demencia, y a poder evitar honrosamente una lucha a que ningún sentimiento le impulsaba, hubiéralo hecho; empero su conmiseración sería tal vez mal interpretada, y su puntilloso carácter no le permitía menoscabar en manera, alguna el influjo de los suyos, en regiones tan apartadas.
La señorita que debía cantar un trozo de Zazá se puso a llorar entre bastidores a causa de una riña con su mamá. Mancilla nos había reservado para el final una sorpresa humorística que fue un espectáculo digno de conmiseración.
Érale inolvidable, pues, aquel instante, cuando al pasar frente a esa ventana, oyó que alguien profería en el interior con acento dulcísimo: —¡Pobrecita, tanto que le aman! Alzó la cara y entrevió un níveo rostro y en él dos ojos azules que le miraban con tierna conmiseración.
Éste era el estado de esta asombrosa aventura, cuando ha hecho nacer en la mente de personas imparciales, pero sensi­bles, el designio de presentar al público algunas reflexiones sobre la tolerancia, sobre la indulgencia, sobre la conmiseración, que el padre Hauteville llama dogma monstruoso, en su declama­ción ampulosa y errónea sobre estos hechos, y que la razón llama atributo de la naturaleza.
De este despliegue emocional está claro que la atrocidad moral del espectáculo que había a su alrededor era, al menos por destellos, comprendida completamente por los mejores hombres de aquel tiempo, y que de ellos, aquellos que tenían el corazón más sensitivo y generoso vieron su vida convertida en algo casi insoportable por la intensidad de su conmiseración.
Colocado a mi derecha, luciendo en la almidonada pechera un descomunal y arcaico broche de diamantes y rubíes entrefalsos; con la servilleta puesta a guisa de babero, el patriarca me inspiraba una especie de respetuosa conmiseración mezclada con unos impulsos de reír, a que me guardé bien de dar salida porque para algo se hicieron la cortesía y la buena crianza.
Don Cándido Buenafé es un excelente sujeto, de estos de quienes solemos decir con no envidiable conmiseración: «Es un infeliz». Empleado desde pequeño en un ramo de no mucha importancia, es todo lo más si sabe leer la Gaceta, y redactar, con mala sintaxis y peor ortografía, algún oficio sobrecargado de fórmulas y traslados, o hacer un extracto largo de algún expediente corto; pero en medio de su escasa ciencia, es bastante modesto para desear que su hijo Tomasito sepa más que él, para lo cual no le es necesario, felizmente, hacer extraordinarios esfuerzos ni sacrificios.
Los íntimos, que le sonreían como en otros tiempos, habían penetrado el secreto de su pobreza, y se asociaban a impulsos de la conmiseración para darle por turno una limosna, fingiendo jugar con él.
Ni un amigo ni una compañera le quedaban en su ocaso, a ella que los tuvo sin cuento en su cenit; ni una palabra de conmiseración a ella que oyera tantas lisonjas.