conjurarse

conjurarse

(konxu'ɾaɾse)
verbo pronominal
unirse al alguien para cometer un ilícito o traición Se conjuró con su hermano para el engaño.
Traducciones

conjurarse

conspire, intrigue
Ejemplos ?
"Estos musulmanes —relata Florian— que colocaban en los combates su gloria y su destreza en cortar sabiamente cabezas, que ataban al arzón de su silla y ponían después llenas de sangre sobre las almenas de sus ciudades y sobre las puertas de sus palacios; estos inquietos guerreros, indóciles, dispuestos siempre a conjurarse contra sus príncipes, a deponerlos y degollarlos, eran los amantes más tiernos, más sumisos y más apasionados.
Su padre (Pacuvius Labeo), jurista también, había sido un fervoroso republicano, amigo de Bruto, y uno de los primeros en conjurarse contra Julio César, muriendo por su propia mano tras la derrota de Filipos.
”Pero cuando la situación ha llegado a extremos tales en los que, sin recato alguno, estos elementos mantienen una labor delictuosa que tiende a estorbar la marcha de las instituciones y a frustrar los más nobles fines del Estado, contrariando, además, el sentido de nuestra lucha social, ha parecido indispensable al Ejecutivo Federal abandonar su actitud vigilante y adoptar medidas de emergencia, a fin de evitar a la Nación trastornos de mayor magnitud que, de no conjurarse, amenazarían quebrantar la organización misma de la colectividad y podrían poner en peligro, inclusive, las conquistas alcanzadas, a trueque de tantos sacrificios, en nuestros movimientos reivindicadores.
Si el contratiempo puede conjurarse, seguirá su interrumpida marcha; si, por el contrarío, aquél es más fuerte que todo el poder de su reflexión, abandonará la empresa y renunciará a recorrer el camino que le falta.
sirven las constituciones y papeles, si son incapaces de poner remedio a un mal que se sabe existe, que se va a producir y que no puede conjurarse de antemano, tomando las medidas que pueden cortarlo?
Caso de muerte se me hacía toda tardanza en sustraerle a la sugestión de sus consejeros y quitarle la libertad y los medios de conjurarse en mi daño.
–Y, es necesario decirlo, la actitud irreductible de tales compañías, -celosas de sus rentas hasta el punto de no querer sacrificar una pequeña parte de las mismas, tan cuantiosas en años anteriores, al bien estar de sus más afanosos colaboradores, en un momentos de serias dificultades económicas para los obreros, -dio lugar a que un conflicto de que debió, desde la primera hora, conjurarse, con un gesto de justicia generosa y necesaria, asumiera caracteres gravísimos de relieve trágico, en horas alijadas de choques sangrientos y de represiones excesivas o injustificables.
Pero cuando la situación ha llegado a extremos tales en los que, sin recato alguno, estos elementos mantienen una labor delictuosa que tiende a estorbar la marcha de las instituciones y a frustrar los más nobles fines del Estado, contrariando, además, el sentido de nuestra lucha social, ha parecido indispensable al Ejecutivo federal abandonar su actitud vigilante y adoptar medidas de emergencia, a fin de evitar a la nación trastornos de mayor magnitud que, de no conjurarse, amenazarían quebrantar la organización misma de la colectividad y podrían poner en peligro, inclusive, las conquistas alcanzadas, a trueque de tantos sacrificios, en nuestros movimientos reivindicadotes.
La alianza con la Inglaterra se deshizo, y no llegó á efectuarse el matrimonio consentido del Príncipe de Gáles: este Príncipe, ya Rey, se unió contra España con los de Francia y Dinamarca, con el Conde Palatino, con las Provincias de Flándes y con la República de Venecia: los Holandeses ayudaban con numerosas escuadras á la liga, por sacudir el yugo de los Españoles; y toda la Europa, excepto el Imperio, parecia conjurarse contra los proyectos del Gobierno Español.
Luego sería peligroso para la nuestra otro gobierno que el monárquico; luego las Cortes que puedan votar otro que éste son una verdadera temeridad; luego debe conjurarse el peligro de que no le voten, no convocándolas, y proclamar, desde luego, la monarquía; luego no va el Ministerio de acuerdo con la revolución, que las quiere y se ha abstenido hasta hoy de fijar forma alguna de gobierno para lo futuro y se sujeta de buen grado al fallo de la voluntad nacional, representada por las Cortes Constituyentes nombradas por el sufragio universal.