conjuración


También se encuentra en: Sinónimos.

conjuración

s. f. Acuerdo entre varias personas para actuar juntas contra una persona o una cosa, en especial contra quien gobierna o manda aún no han podido averiguar quiénes son los cerebros de la conjuración. conjura, conspiración

conjuración

 
f. Acción y efecto de conjurarse (conspirar).

conjuración

(koŋxuɾa'θjon)
sustantivo femenino
alianza entre personas contra otra Descubrieron la conjuración y apresaron a los cabecillas.
Sinónimos

conjuración

sustantivo femenino
Traducciones

conjuración

conspiracy

conjuración

congiurazione
Ejemplos ?
Quede para otro disertar sobre el inteligente y estudioso bibliófilo que, con criterio de admirable rectitud, alcanzó, con la fundación del Anuario a ser en su patria, el aniquilador de la conjuración del silencio, conjuración que pesaba sobre los libros de los escritores noveles.
Al amanecer, los judíos se confabularon y se comprometieron bajo anatema a no comer ni beber hasta que hubieran matado a Pablo. 13. Eran más de cuarenta los comprometidos en esta conjuración. 14.
Díjose luego que César venía ya en la litera; y en el camino, a vista de Bruto y Casio, Popilio Lena, el que los había saludado como sabidor de la conjuración, hizo parar la litera, y atendiendo cuidadosos los dos, se detuvo hablando con César en secreto grande rato; y no oyendo la plática Casio ni Bruto, sospechando que sería darle noticia de sus intentos, algo se cayeron de ánimo.
«Rayos, les dice, ya que no de Leda trémulos hijos, sed de mi fortuna término luminoso.» Y recelando de invidïosa bárbara arboleda 65 interposición, cuando de vientos no conjuración alguna, cual haciendo el villano la fragosa montaña fácil llano, atento sigue aquella 70 (aun a pesar de las tinieblas bella, aun a pesar de las estrellas clara) piedra, indigna tïara, si tradición apócrifa no miente, de animal tenebroso, cuya frente 75 carro es brillante de nocturno día: tal, diligente, el paso el joven apresura, midiendo la espesura con igual pie que el raso, 80 fijo, a despecho de la niebla fría, en el carbunclo, Norte de su aguja, o el Austro brame, o la arboleda cruja.
Fecho esto, como no creí lo que los indios decían de la mu erte del Marqués, por ser mentirosos, para enviarle a dar cuenta de lo que acá pasaba, como era obligado, había ido al valle de Canconcagua a la costa a entender en hacer un bergantín, y con ocho de caballo estaba haciendo escolta a doce hombres que trabajaban en él; recebí allí una carta del capitán Alonso de Monroy, en que me avisaba de cierta conjuración que se trataba entre algunos soldados que comigo vinieron de la parcialidad del Adelantado, de los cuales yo tenía confianza, para me matar.
Por lo tanto, después de haber castigado a Agustina por haberse prestado a la conjuración, primero haciéndola asistir a la ejecución de su amante y luego jodiéndola por el culo y haciéndole creer que van a degollarla también, y definitivamente arrancándole dos dientes, operación que realiza el duque mientras Curval da por el culo a la hermosa muchacha, azotándola por fin, después de todo eso, digo, se hace comparecer a la Fanchón, se la hace defecar, cada amigo le propina cien latigazos, y el duque le corta la teta izquierda completamente.
En la manera de buscar los efectos teatrales nótanse medios ya explotados por el autor y por otros. En el primer acto varios conjurados se quejan diciendo cada uno una frase a su vez, como en La conjuración de Venecia.
La elección de Aben-Humeya nos recuerda el Pelayo de Quintana; la degollación de los cristianos en el templo y una conjuración estallando en medio de una diversión popular, entre gente sencilla, ajena de que la muerte está tan cerca de la vida, y el dolor del placer, es contraste ya presentado en La conjuración.
a conjuración de las palabras de 1868 Érase un gran edificio llamado Diccionario de la Lengua Castellana, de tamaño tan colosal y fuera de medida, que, al decir de los cronistas, ocupaba casi la cuarta parte de una mesa, de estas que, destinadas a varios usos, vemos en las casas de los hombres.
en Caracas sobre la conjuración de 1808 en Caracas para formar una junta suprema gubernativa, Tomos I y II, 1968, confirman plenamente las conclusiones de Ferreiro en su conferencia de Buenos Aires en 1936 donde reveló, como se expuso antes, la influencia decisiva del Manifiesto de la Junta de Cádiz.
Nuestro fin al borronear este artículo, no es emitir un juicio autoritario, que nuestra incompetencia no consiente, sino dar á nuestros lectores una idea sucinta (y clara A la vez) de la obra: evitando así el que pudiera decirse que, sobre un libro tan trascendental como el dado á luz por el señor general Mitre, se ha hecho, en Lima, la conjuración del silencio.
Si tu cólera no estalla, mi labio el secreto calla, y el fin os llega funesto. ZULIMA. ¿Cómo tal conjuración a ti!.... MARSILLA. Frenético ayer, la puerta pude romper de mi encierro: la prisión recorro, oigo hablar, atiendo....