congojoso

(redireccionado de congojosa)

congojoso, a

1. adj. Que causa congoja.
2. Que siente congoja. acongojado
Traducciones

congojoso

angoscioso
Ejemplos ?
Entonces, descarriado el pensamiento, y su mente en sus juicios mal segura, vacilaba un momento, y volvía un momento a su locura; y ciego y delirante se lanzaba veloz por la llanura, y en esta situación tan congojosa, alguna vez de su perdida hermosa la cabeza fatal le iba delante.
Ya mi noche lastimera la mitad de su carrera terminando, en este enojoso mundo todo en silencio profundo va dejando: y en melancólica calma, acá en el fondo del alma congojosa, entre el ¡ay!
¿Será tal vez la maga que escucha cariñosa de los amantes fieles el triste suspirar, y de sus almas puras la pena congojosa sensible y compasiva te place consolar?
Era Porcia mujer estudiosa de la filosofía, enamorada de su marido, animosa y prudente; y por serlo, antes quiso hacer de sí experiencia, que preguntar a su marido la causa de tan congojosa tristeza.
Entre los brazos de su dulce esposa, Fernando oyó la voluntad del cielo: al campo va, y Amalia congojosa en llanto de dolor inunda el suelo.
Y así el que injustamente hace unión del deleite y la virtud, con la fragilidad del un bien, debilita el vigor del otro; y pone en servidumbre la libertad, que fuera invencible si no juzgara había otra cosa más preciosa: porque con esto viene a necesitar de la fortuna, que es la mayor esclavitud, y luego se le sigue una vida congojosa, sospechosa, cobarde, temerosa y pendiente de cada instante de tiempo.
— 165 — SUFRIMIENTO. Pasaste, edad hermosa, En que riz6 el ambiente Las hebras del cabello por mi frente Que hoy anubla la pena congojosa.
María, Tú me amabas también: será el postrero, Pon en mi labio un ósculo hechicero… Tranquilo bajaré á la tumba fría! (80) En congojosa agonía Al abandonar el mundo, Con acento moribundo Así el poeta decía.
Y al mar se echó; y bogando, bogando día y noche y una semana y otra, y cuatro y todo un mes, y dos… y más, sufriendo ya de su gente, (falta de su tenaz constancia e incontrastable fe), murmuraciones, quejas, audacias, rebeldías, y aun luchas a que había la fuerza que oponer, tras de razones, ruegos, promesas y castigos, y de una congojosa navegación después...
¿Por qué, pues, no ha de ser mejor el sufrir una perpetua infelicidad que despierte a la virtud, que el reventar con infinitos y desordenados bienes? La muerte es menos penosa con ayuno, y más congojosa con crudezas.
V Para ajena es congojosa de verla y también de oírla al que la tiene, pues ved si será enojosa al que, forzado, sufrirla le conviene; le conviene aunque no quiera pues no tiene libertad de no querer; y si muriere, que muera, cuanto más que ha voluntad de fenecer.
Debemos también hacernos fáciles, sin entregarnos con pertinacia a las determinaciones; pasemos a lo que nos llevare el suceso, y no temamos las mudanzas de consejo o de estado, con tal que no seamos poseídos de la liviandad, vicio encontradísimo con la quietud: porque es forzoso que la pertinacia sea congojosa y miserable en aquel a quien diversas veces quita alguna cosa la fortuna, y que sea más grave la liviandad de aquel que jamás está en un ser.