congelamiento de salarios

Traducciones

congelamiento de salarios

congelamento salariale
Ejemplos ?
Mendoza Carlos Federico Mora Fomento: Francisco Aguilar Valenzuela Agricultura: Arturo Ramírez Gobernación y Justicia: Fernando Castillo Monterroso Durante su presidencia hubo una crisis con la exportación de café, inflación y congelamiento de salarios.
También el 15 de agosto de 1971 bajo las previsiones del Acta de Estabilización Económica de 1970, Nixon implementó la "fase 1" de su plan económico: un congelamiento de salarios y precios que estuvieran arriba de sus niveles existentes por noventa días.
Por otro lado, el congelamiento de salarios, la decisión inicial de Alfonsín de atacar a los sindicatos y la persistencia de la ley sindical fascista sancionada por la dictadura, llevó a una larga pulseada entre el gobierno radical y la CGT que se expresó en 13 huelgas generales, y terminó con el gobierno radical negociando con los sindicatos y sancionando con unanimidad parlamentaria una nueva Ley Sindical.
En el plano laboral Martínez de Hoz decretó el congelamiento de salarios provocando una caída del nivel de vida de la población sin precedentes, se prohibió el derecho a huelga, e intervino todos los sindicatos.
Apoyado en una política laboral que produjo una profunda reforma de las leyes laborales, la prohibición de la huelga, la intervención militar de los sindicatos, y la política represiva del Terrorismo de Estado, Martínez de Hoz decretó el congelamiento de salarios y contuvo el descontento general, ante una caída del nivel de vida de la población sin precedentes.
Asimismo, Alfonsín planteó desde un inicio una fuerte confrontación con el movimiento sindical peronista (congelamiento de salarios con alta inflación, no derogación de la ley sindical de la dictadura y no llamado a convenciones colectivas), que encontró en el sindicalismo liderado por la CGT, una fuerte resistencia que se concretó en trece huelgas generales.
En el plano laboral Martínez de Hoz decretó el congelamiento de salarios provocando una caída del nivel de vida de la población sin precedentes, así mismo prohibió el derecho a huelga, e intervino todos los sindicatos.
Mientras que el FMI recomendaba planes gradualistas de ajuste ortodoxos (control del gasto público, congelamiento de salarios, con sustento teórico en la teoría cuantitativa del dinero) la parte monetaria del plan fue marcadamente heterodoxa, basada en la teoría de las expectativas y buscando un "efecto shock".
El congelamiento de salarios, cuyo valor de compra ya estaba deteriorado por la inflación, llevó a una rápida caída de su capacidad adquisitiva: solamente entre enero y octubre de 1976 los salarios perdieron un 49% de su valor real.
Entre las medidas figura el congelamiento de salarios públicos, la reducción del 25% en el gasto de la mayoría de los ministerios y un incremento del impuesto al consumo del 17,5% al 20%.
Apoyado en una política laboral que produjo una profunda reforma de las leyes laborales, la prohibición de la huelga, la intervención militar de los sindicatos, y la política represiva del terrorismo de estado, Martínez de Hoz decretó el congelamiento de salarios y contuvo el descontento general, ante una caída del nivel de vida de la población sin precedentes.
El 14 de junio Alfonsín y Sourrouille anunciaron por cadena nacional el Plan Austral, este plan consistió en crear una nueva moneda el Austral (que equivalía a mil pesos argentinos), control de los precios, productos y tarifas de servicios públicos y congelamiento de salarios.