confuso

(redireccionado de confusos)
También se encuentra en: Sinónimos.

confuso, a

1. adj. Que no tiene claridad, orden o precisión en un confuso relato nos explicó lo ocurrido. complicado, embrollado, revuelto
2. Que está indeciso o perplejo se quedó confuso al oír la noticia por radio. aturdido, azorado, desasosegado, desconcertado, pasmado

confuso, -sa

 
adj. Mezclado, revuelto.
Oscuro, dudoso.
Difícil de distinguir, poco perceptible.
fig.Turbado, temeroso.

confuso, -sa

(kon'fuso, -sa)
abreviación
1. que está mezclado o desordenado No se le entendía muy bien, pues sus ideas eran confusas.
2. que es oscuro o dudoso Este texto confuso genera angustia en quien lo lee.
3. que no se distingue Vi un rostro confuso a lo lejos.
4. que está perturbado Tenía sentimientos confusos después de romper con su novio.
Traducciones

confuso

confuso

confuso

matoucí

confuso

forvirrende

confuso

hämmentävä

confuso

déroutant

confuso

zbunjujući

confuso

困惑させる

confuso

혼란시키는

confuso

verwarrend

confuso

förvirrande

confuso

น่าสับสน

confuso

gây nhầm lẫn

confuso

ADJ
1. (= poco claro) [ideas, noticias] → confused; [recuerdo] → hazy; [ruido] → indistinct; [imagen] → blurred
tiene las ideas muy confusashe has very confused ideas, his ideas are very mixed up
llegaban noticias confusasconfused reports were coming in
una situación muy confusaa very confused situation
2. (= desconcertado) → confused
nunca lo había visto tan confusoI had never seen him so confused
no sé qué decir, estoy confusoI don't know what to say, I'm overwhelmed
Ejemplos ?
Hoy, la responsabilidad de impulsar y tramitar leyes la comparten los tres Poderes del Estado, en procesos que se vuelven confusos e interminables, y en donde el veto de las minorías termina por imponerse a la voluntad de las mayorías democráticamente electas.
Y ya el buen fraile el parabien se daba Notando que al epílogo llegaba Repasando renglones por renglones, Descuidados conceptos y oraciones, Limando sus periodos inconcusos, (193) Mezquinos ó confusos; Cuando dió de repente en sus oidos Tremendo son de silbos y cadenas, Y horroroso concierto de alaridos Que la sangre de horror heló en sus venas.
Á la voz de la campana que espira en el aire vano, en la calada ventana se oyen los vidrios crujir: y las góticas labores, entre las sombras vibrando, mezclan confusos colores en tembloroso lucir: y en la sombría capilla, de la bóveda colgada, tibia lámpara amarilla arroja espirante luz: y su claridad perdida se refleja en los altares, tiembla en los anchos pilares, da movimiento á la cruz.
Y uno de ellos, acaso rico de hacienda e instrucción no escaso, traía a su memoria de aquella poderosa Alejandría la magnífica historia que escrita en libros aprendió algun día; y vagaban sus ojos, y buscaban en vano sus deseos los confusos despojos del soberbio palacio que elevaron allí los Tolomeos: buscaban el espacio que ocupó el Hipodromo, y el Timonio y las célebres Agujas de la bella amorosa Cleopatra, y cien otros antiguos monumentos transformados o rotos a las manos del tiempo y de los árabes sangrientos.
¡Maravilloso hallazgo, trascendental poema, que en conmoción hondísima dos mundos va a poner: que va a cambiarlo todo del mar en ambas costas, que nuevo rumbo a todo va a dar, nuevo interés, y nuevos objetivos, y nuevos ideales y aspiraciones nuevas, luz nueva y nuevo ser, y a abrir en era nueva la cuenta de los siglos; dejando a los dos pueblos britano y portugués detrás del de Castilla confusos y envidiosos, los mapas trastornados, la Europa en desnivel, cubierto el mar de flotas, de ejércitos la tierra, la sociedad sin rumbo, la ciencia de través, la Iglesia estupefacta, los reyes espantados, la tierra dando vueltas, y atónita la fe.
Los detalles eran algo confusos; y como todos aquellos con quienes hablé me dijeron que no prestara crédito a las fantásticas historias del viejo Ammi Pierce, decidí ir a visitarle a la mañana siguiente, después de enterarme de que vivía solo en una ruinosa casa que se alzaba en el lugar donde los árboles empiezan a espesarse.
Rodolfo llegó a su casa sin impedimento alguno, y los padres de Leocadia llegaron a la suya lastimados, afligidos y desesperados: ciegos, sin los ojos de su hija, que eran la lumbre de los suyos; solos, porque Leocadia era su dulce y agradable compañía; confusos, sin saber si sería bien dar noticia de su desgracia a la justicia, temerosos no fuesen ellos el principal instrumento de publicar su deshonra.
En tanto que esto pasaba, estaba la gitana vieja considerando grandes, muchas y diversas cosas; y, al cabo de toda esta suspensión y imaginación, dijo: -Espérenme vuesas mercedes, señores míos, un poco, que yo haré que estos llantos se conviertan en risa, aunque a mí me cueste la vida. Y así, con ligero paso, se salió de donde estaba, dejando a los presentes confusos con lo que dicho había.
Oye la elocuencia muda que hay en mi dolor, sirviendo los suspiros, de palabras, las lágrimas, de conceptos. Mira la fiera borrasca que pasa en el mar del pecho, donde zozobran, turbados, mis confusos pensamientos.
Tres días rodamos por el vacío; hacia el fin del cuarto una explanada sin límites se desenvolvió a mis ojos, y se dibujaban en el fondo pálido de un cielo nebuloso los confusos y altísimos vestigios de una magnífica población.
La anuncian distantes Los ecos confusos del viento que vuela; sutil, diligente, retoza en el prado, se lanza a la aldea, Recorre Las calles, tropieza en Los muros, sacude Las puertas, y en calles y prados exclama triunfante: Ya vienen !
Cumplía la consigna de reírse, con risa violenta, inextinguible, terminada, a cada acceso, en sollozos. El caballero y la dama se miraron, apurados, confusos.