confeso


También se encuentra en: Sinónimos.

confeso, a

(Del lat. confessus, part. de confiteri.)
1. adj./ s. Que ha confesado su delito o culpa las confesas rehusaron hacer declaraciones a la prensa.
2. RELIGIÓN Se aplica al judío que se ha convertido al cristianismo. converso
3. DERECHO Se aplica al litigante que admite la certeza de los hechos requeridos por la otra parte.
4. tener por confeso a una persona DERECHO Declarar el juez, en un proceso civil, que un litigante ha confesado, no explícita sino tácitamente, en vista de su resistencia.

confeso, -sa

 
adj. Díc. del que ha confesado su delito o culpa.
m. Monje lego, donado.

confeso, -sa

(kom'feso, -sa)
abreviación
persona que reconoce su culpa o delito Dictaron sentencia al homicida confeso de la joven.
Sinónimos

confeso

, confesa
adjetivo y sustantivo
Traducciones

confeso

confesso

confeso

/a
A. ADJ
1. (Jur) → self-confessed
2. (Hist) (= judío) → converted
B. SMF (Hist) → converted Jew
C. SM (Rel) → lay brother
Ejemplos ?
Eso de comer pan de trastrigo, ó de meterse uno donde no lo llaman ni han menester, por sólo el gusto de averiguar vidas y cosas de difuntos, es vicio á que todos los humanos pagamos obligado tributo y del que, por más enaltecer su ape- llido, se ha hecho usted reo convicto y confeso, dando á la estampa los tres volúmenes de Tradiciones que, al alcance de mis ojos, tengo hoy sobre mi mesa de trabajo.
Por eso me he vengado de todos. Hice daño, por lo mismo que soy monstruo. Estoy convicto y confeso. Y... atención, señor juez: las cosas claras y en su lugar: también digo que en la vida he cogido ni el valor de un maravedí de lo que llevan las muertas a la sepultura.
Estuvo preso en Venezuela unos años, se fugó allá por complicidad de funcionarios de la CIA y del gobierno venezolano de entonces, está aquí viviendo en Estados Unidos, protegido por este gobierno, y fue convicto y confeso.
Tres meses después, Juan de Villegas, que previamente recibió doscientos ramalazos por mano del verdugo, marchaba en traílla con otros criminales al presidio de Chagres, convicto y confeso del crimen de defraudador del real tesoro, reagravado con los de falsificación de la firma del virrey y resistencia a la justicia.
De no encontrarse la persona, se le declarará confeso o por reconocidos los documentos a que se refiere la diligencia o bien, por desierta la prueba, según sea el caso.
El marido, que era de los que dicen primero muerto que confeso, negó hasta la pared del frente; pero tuvo que arriar bandera cuando Domitila le dijo: -Yo lo he visto en mano de la Carmela.
ARTICULO 98.- En el caso de cesión, se considera al cesionario como apoderado del cedente, para absolver posiciones sobre hechos de éste; pero, si los ignora, pueden articularse las posiciones al cedente, siendo a cargo del cesionario la obligación de presentarlo. La declaración de confeso del cedente obliga al cesionario, quedando a salvo el derecho de éste frente al cedente.
Si el absolvente se niega a responder o sus respuestas son evasivas, la Junta de oficio o a instancia de parte, lo apercibirá en el acto de tenerlo por confeso si persiste en ello.
Por lo menos, socorred esta tierna criatura, condenada a la miseria en el dintel de su vida, y sea la sangre de este monstruo la expiación ofrecida a las leyes y a la moral pública.» Pasado este incidente levantóse el magistrado más anciano y dijo al pueblo: «Acaba de cometerse un crimen cuyo autor está convicto y confeso, la justicia exige severa venganza, pero nos queda todavía que llenar un requisito: descubrir los cómplices del criminal.
El emperador romano que hizo ejecutar a uno de sus súbditos, confeso de haber atentado contra él en sueños no dejaba de tener razón cuando se justificaba diciendo que el individuo que así soñaba tenía que abrigar en su vida despierta análogos pensamientos.
"'Los americanos de las épocas anteriores se habían reído con desprecio de las monarquías europeas que se mantenían a golpe de bayoneta, diciendo con razón que un gobierno que necesita defenderse de su propio pueblo por la fuerza, era un fracaso confeso.
Experimentaba cierta satisfacción por la justicia que tenía entre manos, y no dudaba de que ese asunto iba a tener alguna resonancia, pues no se trataba de vulgares raterías sino de las hazañas de un avezado malhechor que durante años había vaciado los bolsillos de la gente en las mismas narices de la autoridad, y seguramente habría continuado vaciándolos, si él no hubiese estado allí para impedirlo, descubriendo el engaño de que se valía para sus fines el criminal. Convicto y confeso el delincuente, sólo faltaba aplicarle la pena.