conejo


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con conejo: traductor

conejo, a

(Del lat. cuniculus, madriguera.)
1. s. ZOOLOGÍA Mamífero roedor muy común, de largas orejas, pelo generalmente gris y patas traseras más desarrolladas que las delanteras, que vive en madrigueras y suele domesticarse.
2. s. m. ANATOMÍA vulgar Órgano sexual femenino.
3. conejo albar ZOOLOGÍA El albino, que carece de pigmentación.
4. conejo de angora ZOOLOGÍA Raza de este mamífero que presenta un pelaje muy abundante y largo.
NOTA: Nombre científico: (Oryctolagus cuniculus.)

conejo

 
m. zool. Mamífero lagomorfo (Oryctolagus cuniculus), semejante a la liebre, pero de menor tamaño; se domestica fácilmente y su carne es comestible.

conejo, -ja

(ko'nexo, -xa)
sustantivo masculino-femenino
zoología mamífero roedor, doméstico o salvaje, de unos 40 centímetros de largo, de cuerpo redondeado, pelo espeso y orejas largas El conejo vive en madrigueras.
Traducciones

conejo

rabbit

conejo

أرانب, أَرْنَب

conejo

заек

conejo

conill

conejo

kuniklo

conejo

lapin, con

conejo

coelho

conejo

králík

conejo

kanin

conejo

kaniini

conejo

kunić

conejo

ウサギ

conejo

토끼

conejo

konijn

conejo

kanin

conejo

królik

conejo

kanin

conejo

กระต่าย

conejo

tavşan

conejo

con thỏ

conejo

兔子,

conejo

conejo

ארנב

conejo

A. SM
1. (Zool) → rabbit
conejo casero (gen) → tame rabbit; (= mascota) → pet rabbit
conejo de monte, conejo silvestrewild rabbit
2. (Anat) (= órgano sexual) → pussy
3. (CAm) (= detective) → detective, sleuth
andar de conejo (LAm) → to be (operating) under cover
4. (Mil) → recruit, squaddie
B. ADJ (CAm) (= soso) → flat, unsweetened; (= amargo) → bitter, sour

conejo

m. rabbit;
fiebre de ______ fever, tularemia;
la prueba del ______ test, pregnancy test.
Ejemplos ?
Al decir estas palabras, su mirada se fijó en sus manos, y vio con sorpresa que mientras hablaba se había puesto uno de los pequeños guantes blancos de cabritilla del Conejo.
Alicia entró sin llamar, y corrió escaleras arriba, con mucho miedo de encontrar a la verdadera Mary Ann y de que la echaran de la casa antes de que hubiera encontrado los guantes y el abanico. - ¡Qué raro parece - se dijo Alicia eso de andar haciendo recados para un conejo!
Miró hacia arriba, pero todo estaba oscuro. Ante ella se abría otro largo pasadizo, y alcanzó a ver en él al Conejo Blanco, que se alejaba a toda prisa.
Así pues, estaba pensando (y pensar le costaba cierto esfuerzo, porque el calor del día la había dejado soñolienta y atontada) si el placer de tejer una guirnalda de margaritas la compensaría del trabajo de levantarse y coger las margaritas, cuando de pronto saltó cerca de ella un Conejo Blanco de ojos rosados.