conectivo

conectivo, a

adj. Que sirve para conectar.

conectivo, -va

 
adj. Díc. de lo que une, ligando partes de un mismo aparato o sistema.
biol. Díc. del tejido que une o sostiene diversas estructuras del organismo (conjuntivo, adiposo, cartilaginoso y óseo).

conectivo, -va

(konek'tiβo, -βa)
abreviación
1. que vincula combinando partes de un mismo sistema tejido conectivo
2. lingüística que sirve de nexo entre los elementos de la oración conjunciones conectivas

conectivo

(konek'tiβo)
sustantivo masculino
botánica tejido de la antera que mantiene unidas las tecas En algunas flores el conectivo es alargado.
Traducciones

conectivo

connettivo

conectivo

conjonctif

conectivo

conjuntivo

conectivo

结缔组织

conectivo

結締組織

conectivo

pojivové

conectivo

結合

conectivo

ADJconnective
Ejemplos ?
Las anteras son de dehiscencia longitudinal y su conectivo muchas veces se halla modificado en un «opérculo» que cubre la antera hasta la polinización.
El fibroblasto es un tipo de célula residente del tejido conectivo propiamente tal, ya que nace y muere ahí. Sintetiza fibras y mantiene la matriz extracelular del tejido de muchos animales.
Generalizando, la estroma es tejido conectivo de tipo laxo; y parénquima alude a los tejidos epiteliales y su función endo-exócrina.
a sangre (del latín: sanguis, -ĭnis) es un tejido conectivo líquido, que circula por capilares, venas y arterias de todos los vertebrados.
Cuando el hueso fosilizado fue tratado durante varias semanas para separar el contenido mineral de la cavidad del tuétano (un proceso llamado desmineralización), Schweitzer encontró pruebas de estructuras intactas como vasos sanguíneos, matriz ósea y tejido conectivo (fibras óseas).
Este tejido posee tres capas: Un revestimiento de epitelio que tiene contacto directo con la luz del órgano. Una capa subyacente de tejido conectivo areolar, que recibe el nombre de corión.
Estas células proporcionan una estructura en forma de entramado (estroma) a muy diversos tejidos y juegan un papel crucial en la curación de heridas, siendo las células más comunes del tejido conectivo.
La lámina propia es tejido conectivo areolar que contiene numerosos vasos sanguíneos y linfáticos, por los cuales se absorben los nutrientes en el caso del tubo digestivo, y que en general brinda sostén al epitelio y lo une con la muscular de la mucosa, si existe.
Pero puede volver a convertirse en fibroblasto cuando ello lo requiera. La restitución del tejido conectivo se efectúa mediante el crecimiento de fibroblastos jóvenes.
Las células mesenquimales son células pluripotenciales indiferenciadas (tienen capacidad de autorrenovarse y además diferenciarse en otras células del tejido conectivo) que se encuentran en diferentes tejidos del cuerpo, en especial en la médula ósea.
Son casi metafóricas, pues los conceptos aludidos fueron acuñados específicamente para aquellos órganos que poseen un tejido de sostén o conectivo de orgimen mesodérmico y un parénquima constituido por un tejido epitelial habitualmente de origen embrionario ectodérmico o endodérmico.
Estos conceptos están basados en épocas pretéritas de la Histología (con una visión morfológica más que funcional), cuando al tejido conectivo se le asignaba solamente las funciones de sostén y cohesividad, dadas por el desconocimiento de "otras funciones" del tejido conectivo.