conductos de Müller

Müller, conductos de

 
Órganos del embrión cuya evolución en el sexo femenino tiene como consecuencia la formación de las trompas, del útero y de la vagina, y que se atrofian en los individuos de sexo masculino.
Ejemplos ?
La placa vaginal, precursora de la parte inferior de la vagina, es el crecimiento de tejido que da lugar a la formación de la vagina; se localiza donde las puntas sólidas de los conductos de Müller se introducen en la pared dorsal del seno urogenital como la eminencia Mülleriana.
Después de su muerte, se descubrió que la Reina Amalia hubo sufrido Agenesia Mülleriana, una malformación congénita en las mujeres que se caracteriza por la incapacidad de los conductos de Müller de desarrollarse, lo que resulta en fallos en el útero y las trompas de Falopio.
Sin embargo, las personas presentan atrofia de conductos de Müller y carecen por tanto de úterotrompa y tercio superior de vagina, aunque sus genitales externos son claramente femeninos (con vagina terminada en sus 2/3 superiores en fondo de saco).
a hormona antimulleriana es una glicoproteína dimérica que inhibe el desarrollo de los conductos de Müller en el embrión masculino.
Si está ausente el cromosoma Y, el primordio de la gónada se desarrolla hacia ovario, los ovarios empezarán a producir estrógeno, una hormona que permite el desarrollo de los conductos de Müller hacia útero, trompas de Falopio y extremo superior de la vagina.
Pero si el cromosoma Y está presente, se forman testículos y estos secretan dos hormonas, la primera hormona, es la hormona inhibidora de los conductos de Müller (AMH) que provoca la regresión de los conductos, la segunda hormona es la testosterona que masculiniza el feto y estimula la formación del pene, del sistema de conductos masculino y del escroto, de la misma forma inhibe el desarrollo de los primordios de las glándulas mamarias.
os conductos de Müller o paramesonéfrico son conductos pares del embrión que descienden a los laterales de la cresta urogenital y finalizan en la eminencia Mülleriana en un primitivo seno urogenital.
Las células de Sertoli, producen una sustancia inhibidora de los conductos de Müller cuando está bajo acción de la hormona FSH (hormona estimulante del folículo).
Estos conductos están formados de tejido procedente del mesodermo. El sistema reproductivo femenino está compuesto de dos segmentos embriológicos: el seno urogenital y los conductos de Müller.
Los dos se unen para formar el tubérculo de Müller. Los conductos de Müller están presentes en los embriones de ambos sexos. Solo en las mujeres se desarrollan en órganos reproductivos.
Las diferencias sexuales en las contribuciones de los conductos de Müller a los órganos reproductivos está basado en la presencia, y nivel de presencia, de la hormona antimulleriana.
El desarrollo de los conductos de Müller está controlado por la presencia o ausencia de la "AMH" u hormona antimulleriana (también conocida como "MIF" por "factor inhibitoria Mülleriana", o "MIH"por "hormona inhibitoria Mülleriana", por sus siglas en inglés).