Ejemplos ?
onvaleciente ya de las heridas de los crueles celos de Micifuf, Marrarnaquiz valiente (aquellos que han costado tantas vidas, y que en los mismos cielos a Júpiter, señor del rayo ardiente, con disfraz indecente, fugitivo de Juno, su rigor importuno tantas veces mostraron, que en fuego, en cisne, en buey le trasformaron por Europa, por Leda y por Egina), con pálida color y banda verde, para que la sangría se le acuerde (que amor enfermo a condolerse inclina).
135 ¿Es que ninguna cosa pudo de tu cruel mente doblegar el consejo? ¿Para ti ninguna hubo clemencia presente, para que tu despiadado pecho de nos quisiera condolerse?