condescendiente


También se encuentra en: Sinónimos.

condescendiente

adj. Que se muestra tolerante con los deseos o gustos de los demás. complaciente

condescendiente

 
adj. Pronto a condescender.

condescendiente

(kondesθen'djente)
abreviación
que tiende a adaptarse a los gustos ajenos Es una persona flexible y con actitud condescendiente.
Sinónimos
Traducciones

condescendiente

nedladende

condescendiente

nedlåtande

condescendiente

ADJ
1. (= deferente) → obliging; (= afable) → affable; (= conforme) → acquiescent
2. (pey) ser condescendiente con algnto patronize sb
Ejemplos ?
-me dijo el conductor. -Sí, William -dije en tono condescendiente (le conocía algo)--, voy a Londres, y después a Sooflulk. -¿Va usted a cazar?
Desprecio cuando se usa sin el nombre, como en "esa doña" o en "es un don nadie" (alguien sin importancia). Trato condescendiente a personas de avanzada edad.
Primero pidió a Harriet Beecher Stowe, célebre autora de La cabaña del tío Tom, que le ayudase a escribir la obra, pero la actitud condescendiente de esta autora le hizo cambiar de idea.
Su manera de ser tan vivaz la aleja del grupo y es el presagio de su eventual distanciamiento de este. El club, sin embargo, demuestra afecto por Lucía, pero casi siempre de una manera condescendiente.
A menudo la persecución no es reconocida como tal por los perseguidores, sino solamente por sus víctimas o por observadores externos. La tolerancia es generalmente una elección dictada por una convicción, a veces condescendiente y a veces forzada penalmente.
Desconectarse completamente de los Siete Pueblos 426. No ser condescendiente ni misericordioso con el idólatra 427. No desposar al idólatra 428.
Augusto no es a los ojos de su esposa aquel hombre amable y seductor, flexible y condescendiente; es un holgazán, un hombre sin ninguna habilidad, sin talento alguno, celoso y soberbio, déspota y no marido...
¿La Madrecica ha reparado cómo se les conoce en las manos pulidas ser personas de mucha calidad? Sor Simona repuso con una sonrisa condescendiente: —Algo de eso he reparado.
Desde las cúspides de sierras milenarias que la rodean, eternas serpientes asoleadas tragándose su propia cola, alcahuetas de volcánicos amoríos petrificados al fluir de las edades, se contempla sumisa, ensimismada, condescendiente y colorida; como complaciente trabajadora sexual en plena labor satisfactoria que se hunde de tantas movidas dentro de su hoya.
En lo que a mí respecta, debo admitir que en las condiciones de diciembre me pareció sensato ser sumamente condescendiente y hasta indiferente respecto a decisiones cuya racionalidad entonces no entendí o no compartí.
Nos repantigábamos en los almohadones mullidos, encendíamos un cigarrillo, dejando atrás las gentes apuradas bajo la lluvia, nos imaginábamos que vivíamos en París, o en la brumosa Londres. Soñábamos en silencio, la sonrisa posada en el labio condescendiente.
Se apoyó en un poste, creía que iba a vomitar. Haffner, detenido ante él, le preguntó condescendiente: –¿Se le pasa el mareo? –Sí...