condenación


También se encuentra en: Sinónimos.

condenación

1. s. f. Acción de condenar o condenarse.
2. condenación eterna RELIGIÓN Situación del que ha sido condenado a una pena eterna, entre los católicos.
3. ser algo o alguien la condenación de una persona Ser causa de enfado e irritación tu desidia es mi condenación.

condenación

(kondena'θjon)
sustantivo femenino
hecho de culpar o culparse Ser madre soltera ya no es motivo de condenación social.
religión tormento eterno en el infierno como castigo por los pecados cometidos La condenación eterna está citada en varios pasajes bíblicos.
Sinónimos

condenación

sustantivo femenino
condena, pena, sanción, reprobación, execración, maldición, imprecación, desaprobación*.
Cuando se trata de sanciones penales, se utilizan condena, pena y sanción.
Traducciones

condenación

condemnation, damnation

condenación

SF
1. (gen) → condemnation (Rel) → damnation; (= censura) → disapproval, censure (Jur) = condena 1
2. ¡condenación!damn!, damnation!
Ejemplos ?
Un minuto como éste no hemos de consagrarlo al recuerdo de todos los odios y todas las injusticias que provocaron y cometieron los adversarios de ayer, los vencidos de hoy. La condenación de esas injusticias y de esos odios está ya en todas las conciencias.
Decía que el malo que para disculparse daba lugar a alguna virtud, se entregaba al juez que le seguía y a su condenación; que un vicio con otro era hermandad, y una culpa con una virtud era discordia.
Esta ilusión, encanto de la vida, gloria o condenación, impura o cándida, Vigo percibe que en su ser dispuesta a salvarle o perderle se levanta; y como todo cuanto nace, bella, como la flor, el manantial, el alba, como la vida, en fin, cuando nos abre por la niñez su extenso panorama, le embelesa, le atrae y le seduce, de amor le ciega, de placer le embriaga; y en el éter lumíneo de los sueños mece su corazón sobre sus alas.
¿Por qué no la tiene el arzobispo en su mitra, el rey en su corona o el diablo entre sus garras? Yo se la arrancaría para ti, aunque me costase la vida o la condenación.
Para que la condenación de costas sea un correctivo eficaz habrá de imponerse en todo caso de pérdida, salvo que circunstancias muy calificadas hagan necesaria una declaración expresa del tribunal en sentido contrario.
Nadie tiene derecho a causar un daño al prójimo, ni menos a atentar contra la vida ajena, a pretexto de justicia. Quien lo hace se convierte también en delincuente contra los derechos humanos y merece la mayor condenación social.
Timorosos de Dios, pavor habían de juesces e del que fablar podieran las gentes otras. E delinqüenza mínima, al par que máxima por ende, trovaban condenación: e non, como agora, impunes restaban.
Y tú, siempre trágica y castigada maldad, aborto del infierno, parto de la mentira, mérito de condenación, desperdicio del alma, logrero de castigos, inducidor de discordia, cuya vida es más muerte, cuya duración es peor fin, descúbrete de manera en esta historia, que, leída, dé el escarmiento; al paso que te sobraren letores, te falten secuaces; que el intento ha sido, en los sucesos que no pude emendarte para el remedio, descubrirte para el ejemplo.
México expresó su pública condenación de toda guerra de conquista o de invasión a la soberanía de los pueblos y fue precisamente buscando una fuerza superior y efectiva contra las guerras imperialistas y los bombardeos de ciudades abiertas que en el primer Congreso Nacional de la Confederación de Trabajadores Mexicanos...
En orden a la política exterior, el hecho que de modo principal debe ser subrayado, es el de haber conquistado para México, el respeto de todas las naciones y la solidaridad y el cariño de los pueblos demócratas; la condenación de la violencia y de la fuerza como medios de resolver conflictos entre nacionales, el respecto a la soberanía de los pueblos libres y el principio de autodeterminación de las naciones, fueron juntamente con la levantada afirmación de nuestra categoría de país autónomo, los postulados centrales de una actitud que es internacionalmente aplaudida.
ontano, cuyo nombre es la primera estrellada señal por do camina el sol el cerco oblicuo de la esfera, nombrado así por voluntad divina, para mostrar que en ti comienza Apolo la luz de su celeste diciplina: yo soy un hombre desvalido y solo, expuesto al duro hado cual marchita hoja al rigor del descortés Eolo; mi vida temporal anda precita dentro el infierno del común trafago que siempre añade un mal y un bien nos quita. Oficio militar profeso y hago, baja condenación de mi ventura que al alma dos infiernos da por pago.
-Así lo dicen y lo hacen los desalmados -replicó el teniente-, pero el juez que da buena residencia no tendrá que pagar condenación alguna, y el haber usado bien su oficio será el valedor para que le den otro.