conde de Toreno

Toreno, conde de

 
V. Queipo de Llano Ruiz de Saravia, José María.
Ejemplos ?
Noticia de los principales sucesos ocurridos en el gobierno de España, 1808-1814, del conde de Toreno Episodios Nacionales, de Benito Pérez Galdós Guerra de la independencia: Proclamas, bandos y combatientes, de Sabino Delgado Un día de cólera, de Arturo Pérez-Reverte – Publicación en línea de la Biblioteca Nacional de España – Ministerio de Cultura La Guerra de la Independencia en la Gazeta: colección virtual – artículos en 1808-1814.org Carta de la época (1808) relatando la revuelta de un pueblo de Jaén (Wikisource) durante la Guerra de la Independencia Recreación histórica: Miquelets de Girona, El País, 7 de diciembre de 2014.
A causa de su emprendedora burguesía ilustrada y con fuertes deseos de modernidad, Málaga fue una de las ciudades decimonónicas más levantiscas del país y cuna de varios levantamientos en post de un régimen más liberal. En 1835, tras la muerte de Fernando VII, se organiza una revuelta por la ineficacia del gobierno del Conde de Toreno.
Queipo de Llano Ruiz de Saravia, José María, Conde de Toreno: Historia del levantamiento, guerra y revolución de España, B.A.E., Madrid 1953, p.
Pero hubo un obstáculo grave para el éxito definitivo: Queipo de Llano, el conde de Toreno, era por entonces ministro de Instrucción Pública y gozaba de un derecho de elección final del candidato.
Entre los años 1875 y 1890 realizó bustos de políticos como Cánovas del Castillo, Sagasta, Canalejas o el conde de Toreno, Eugenio Barrejón entre otros, y de personajes de la alta esfera valenciana como Jaumandreu, el marqués de Caro, García Monfort, Teodoro Llorente, Pérez Pujol, Enrique Villarroya y muy especialmente los bustos reales de D.
Otra de las consecuencias sociales fue la exclaustración de miles de religiosos que fue iniciada por el gobierno del conde de Toreno que aprobó la Real Orden de Exclaustración Eclesiástica de 1835 (25 de julio) por la que se suprimían todos los conventos en los que no hubiera al menos doce religiosos profesos.
El conde de Toreno había sido blanco de las terribles sátiras de Clarín en El Solfeo, cosa que nunca olvidó y desposeyó a Clarín de la cátedra ganada, en beneficio del número dos de la terna de opositores, el señor Mantecón.
¿Quién no admira la alta capacidad del noble conde de Toreno, que en una obra monumental ha eternizado el período más glorioso de nuestra historia?
Y cuando en 1657 el Rey Felipe IV quiso otorgarle un título de Castilla, eligió la denominación de conde de Toreno, con el vizcondado previo de Matarrosa.
Su padre Juan Corradi se dedicó a estudiar la lengua y la literatura españolas, dirigió el Diario de Sesiones de las Cortes de Cádiz desde 1810 y luchó en la Guerra de la Independencia escribiendo en los periódicos de entonces, afición que heredó su hijo, así como sus amigos importantes de entonces, Agustín Argüelles, Diego Muñoz Torrero y sobre todo el Conde de Toreno.
Senén González Ramírez advierte oportunamente del error repetido «en algunos tratados genealógicos donde se dice que el Capitán Sancho de Merás dejó heredera de todos sus bienes a su esposa doña Clara Queipo de Llano y que ésta a su vez los transmitió en herencia a su hermano don Álvaro Queipo de Llano, creado I Conde de Toreno» (op.
Como consecuencia de las revueltas liberales y de los motines anticlericales del verano de 1835 la regente María Cristina de Borbón-Dos Sicilias se vio obligada a destituir al conde de Toreno en la presidencia del consejo de ministros y a sustituirlo en septiembre por el liberal progresista Juan Álvarez de Mendizábal, cuyo gobierno suprimió las órdenes religiosas y se incautó y vendió sus bienes en la desamortización que lleva su nombre.
Buscador de palabras ?