condado de Barcelona


Búsquedas relacionadas con condado de Barcelona: reconquista

Barcelona, condado de

 
Territorio en torno de la ciudad de Barcelona, constituido en condado a raíz de su ocupación por las tropas francas (801). Posteriormente se impuso sobre los otros condados y dejó de rendir tributo a los monarcas francos.
Ejemplos ?
Rendida Barcelona con honrosa capitulación, convocó el rey nuestro señor para celebrar Cortes Generales, dar remedio en ellas a los abusos, y corregir con saludables leyes la observancia de muchas, disputóse el derecho del rey nuestro señor, proponiendo su majestad a las cortes la exclusión de la familia borbona del Condado de Barcelona...
La unión del Reino de Aragón con el Condado de Barcelona en lo que sería la Corona de Aragón supuso una importante influencia mutua entre la lengua aragonesa y la lengua catalana.
De ese dragón en cimera debió surgir, por deformación, el murciélago de Valencia. A finales del siglo XIV, la atribución de los palos al condado de Barcelona era cada vez más extendida.
Pedro III soluciona los problemas internos concediendo, en las Cortes de Tarazona (1283-84), la formación de la Unión aragonesa y prestando juramento al Privilegio General que defendía los privilegios de la nobleza; asimismo concedió al Condado de Barcelona la constitución “Una vegada l´any” en las cortes celebradas en Barcelona entre 1283 y 1284.
Ramón Berenguer I había iniciado, en oposición a los condes de Tolosa, una política de penetración en Occitania del condado de Barcelona con la adquisición de los territorios de los condados de Carcasona y Rasés (más tarde perdidos a manos de los Trencavel), que continuó en el siglo XII con Ramón Berenguer III y IV, consolidando su posición en la zona como condes de Provenza y obteniendo, entre 1130 y 1162, el vasallaje de numerosos señores en la zona.
Su identificación con el condado de Barcelona y, por extensión, con el Principado de Cataluña, parece originarse también en tiempos de Pedro el Ceremonioso y se prolonga en los siglos posteriores, aunque sigue siendo utilizado también por otros territorios de la Corona.
A comienzos del siglo XI, en el Reino de León y Condado de Castilla se seguían conservando los edificios con tradición y cultura hispanas, sin modificar, mientras que en el Condado de Barcelona y algunas partes de Europa había entrado ya con fuerza el arte románico, acompañado de las nuevas teorías y tendencias hacia la liturgia romana, aconsejada desde Roma por el papa.
El 15 de febrero de 1412, Cataluña y Aragón firman la Concordia de Alcañiz en la que establecen que nueve compromisarios (que al final se agruparían en tres por cada uno de los territorios de Aragón, Valencia y Condado de Barcelona) reunidos en la localidad aragonesa de Caspe, deliberen sobre los derechos de los pretendientes y decidan cuál debe ocupar el trono, siempre y cuando el elegido obtenga un mínimo de seis votos y al menos uno de cada trío.
Por último, cabe señalar que tampoco el propio término Corona de Aragón, a pesar de su mayor arraigo y amplio uso en la historiografía actual en castellano, se encuentra libre de polémica entre especialistas. La formación de la Corona tiene su origen en la unión dinástica entre el reino de Aragón y el condado de Barcelona.
Otros nombres de fines del siglo XIII son «Corona Real», «Patrimonio Real» y excepcionalmente, y en el contexto del Privilegio de anexión de Mallorca a la Corona de Aragón, de 1286, aparece la expresión «regno, dominio et corona Aragonum et Catalonie», que Ferran Soldevila traduce como Corona d'Aragó i Catalunya ('Corona de Aragón y Cataluña'), si bien solo cinco años más tarde, en 1291, en la renovación de estos privilegios, ya se habla de «Reinos de Aragón, Valencia y condado de Barcelona».
A su muerte los nobles elegirían a su hermano Ramiro II "El Monje", que dejó su vida religiosa para asumir el cetro real y perpetuar la dinastía, lo que consiguió con la unión dinástica de la Casa de Aragón con la poseedora del Condado de Barcelona en 1137, año en que la unión de ambos patrimonios daría lugar a la Corona de Aragón y agregaría las fuerzas que a su vez harían posible las conquistas del Reino de Mallorca y el Reino de Valencia.
A partir de entonces, cada hijo transmitió de forma individual a sus herederos la parte del conjunto condal que regia: Wifredo, junto con Suñer, el condado de Barcelona, el de Gerona y el de Osona; Sunifredo el condado de Urgel; y Miró Cerdaña, Conflent y Condado de Berga.