concupiscente

concupiscente

adj. Que se comporta con concupiscencia o está dominado por ella.

concupiscente

 
adj. Díc. de la persona dominada por la concupiscencia.

concupiscente

(koŋkupis'θente)
abreviación
que está bajo el dominio de la concupiscencia En su vejez se arrepintió de haber llevado una vida concupiscente.
Traducciones

concupiscente

lewd, lustful

concupiscente

concupiscente

concupiscente

ADJ
1. (= lujurioso) → lustful, lewd, concupiscent (frm)
2. (= avaro) → greedy, avaricious
Ejemplos ?
Martos Ortiz, 1975 Los aborígenes de Andrómeda, Albia Ficción, Bilbao, 1978 El Himeneo del Diablo: farsa concupiscente...
Las otras dos partes del alma son mortales: una ubicada en el pecho, el alma irascible, la del coraje militar; y otra alojada en el vientre, la del deseo, el alma concupiscente.
Con el empresario, no había discusión sobre un proyecto de país. Según Rangel, la dirigencia se «entregó al disfrute concupiscente de una realidad.
Influyó en muchos escritores posteriores, por mencionar algunos, Omar Jayyam y Hafiz de Shiraz (ambos persas). Una caricatura concupiscente de Abu Nuwas aparece en varias ocasiones en Las mil y una noches.
En la llamada Garcineida, sátira contra la corrupción de la curia Romana y obra contemporánea al propio papa Urbano, el pontífice es dibujado con los peores trazos posibles, como un personaje glotón y concupiscente.
En la práctica se llama apetito al apetito sensual, o concupiscente, y razón al apetito racional así entendido. Aclaración: hay una distinción que como suele suceder con muchas palabras, la palabra concupiscencia tiene dos acepciones que son, por un lado la tendencia a pecar y por otro, también aceptada por teólogos católicos (o cristianos), que va más ligada a los "impulsos" que al estar la persona humana herida por el pecado original, entonces estos impulsos deben ser regidos por la prudencia (la razón humana) que ellos consideran está iluminada por la fe.
Pa'que te acuerdes de mi Siempre lo mismo 40 R Por esta noche Arreglo Zapatos Ponte en 4 Mojado La Niña-ishta concupiscente 25 Dolor Hoy no Bai-klin Ni un centavo (version rockola) El segundo disco, el Sí, fue grabado en estudios Warehouse en Miami y masterizado en NY en Absolute Audio, en el año 2002.
El objeto del apetito sensual, concupiscente, es la gratificación de los sentidos, mientras que el del apetito racional es el bien de la naturaleza humana, y consiste en la subordinación de la razón a Dios.
A pesar de eso, destacan interpretaciones como la de un dictatorial editor de prensa sin escrúpulos en The Big Clock, un chantajista torpe en The Bribe o un estricto y concupiscente juez en El proceso Paradine (The Paradine Case).
Si el excesivo anhelo de vivir a toda costa era género de concupiscencia, no había en la creación animalejo más concupiscente que aquel miserable comino que le parecía un diamante al señor Protocolo.
Su padre, a quien siempre creyera respetado, había sido en vida víctima de traidor ultraje. El filántropo extravagante no era tal extravagante, ni tal filántropo, sino un cuco de cuenta y un concupiscente marrullero.
Le halagaba, sin darse él cuenta, el verse tan fuera y por encima de todo snobismo concupiscente; y esto, sin pretender perfecciones morales de que, ¡ay!, sabía él, definitivamente, que estaba muy lejos.