conceptista

(redireccionado de conceptistas)
Búsquedas relacionadas con conceptistas: culteranismo

conceptista

1. adj. LITERATURA Del conceptismo en su producción literaria predominan las composiciones conceptistas.
2. adj./ s. m. y f. LITERATURA Que profesa el conceptismo o que es partidario de este estilo literario autor conceptista.
Traducciones

conceptista

concettistico

conceptista

conceptista

conceptista

conceptista

conceptista

conceptista

conceptista

conceptista

conceptista

A. ADJ [estilo, novela] → witty, allusive and involved
B. SMF (= escritor) → writer in the style of conceptism
Ejemplos ?
Este poema desató una gran polémica a causa de su oscuridad y afectación y le creó una gran legión de seguidores, los llamados poetas culteranos (Salvador Jacinto Polo de Medina, fray Hortensio Félix Paravicino, Francisco de Trillo y Figueroa, Gabriel Bocángel, el Conde de Villamediana, sor Juana Inés de la Cruz, Pedro Soto de Rojas, Miguel Colodrero de Villalobos, Anastasio Pantaleón de Ribera...) así como enemigos entre conceptistas como Francisco de Quevedo o clasicistas como Lope de Vega, Lupercio Leonardo de Argensola y Bartolomé Leonardo de Argensola.
Mas ellos no razonaron su intolerancia como tal, que esto se queda para los que no la sienten. Aquellos conceptistas concebían sus conceptos por exclusión y la religión como lazo social y base de unidad civil.
Hace gala de un ingenio agudísimo y de una extrema concisión, que ha hecho a veces considerarlo el primero de los conceptistas españoles; también sabe encontrar hábilmente la parte miserable y oculta de las aparentes grandezas humanas.
En esta época se coleccionaron cancioneros como el Cancioneiro Geral, que contiene la labor de unos 300 caballeros y poetas de tiempos de Alfonso V y Juan II, que fue compilado por Resende e inspirado por Juan de Mena, Jorge Manrique y otros poetas españoles. La mayoría de estas composiciones eran poesías artificiosas y conceptistas de temática amorosa o satírica.
Y con la gran trilogía de senectute Poemas de la consumación, Diálogos del conocimiento y En gran noche volvió a un peculiar surrealismo, con profundas implicaciones filosóficas y dejes conceptistas.;Federico García Lorca Nació en Granada en 1898.
Considerada una de las obras maestras de la prosa española del Barroco, está compuesta por cinco partes: Sueño del Juicio Final, El alguacil endemoniado, Sueño del Infierno, El mundo por de dentro y Sueño de la muerte. Todos destacan por sus juegos conceptistas, sus alegorías y el riquísimo léxico del autor.
La gran mayoría son una constante acumulación de juegos conceptistas, equívocos, paronomasias, hipérboles y juegos de palabras típicamente barrocos.
Además de destacado matemático, fue historiador de las matemáticas y experto en los conceptistas del siglo XVII, en particular en Baltasar Gracián.
Así, pues, lo cortesano, lo clásico y lo italiano orientan las producción literaria hacia un refinamiento artificioso, culto, que hará que esta lírica oscile entre obras amaneradas y una poesía de sutiles alambicamientos conceptistas y preciosismos formales, pero frívola e intrascendente la mayor parte de las veces, como el ambiente cortesano en que se crea.
Pese a ser un romance con elementos conceptistas y satíricos, su dificultad es extrema, tanto o más que la de los que tradicionalmente han sido considerados los poemas mayores de Góngora, la Fábula de Polifemo y Galatea y Las Soledades, pues a la complejidad de las metáforas y del léxico cuajado de neologismos y cultismos, la Fábula de Píramo y Tisbe añade alusiones a costumbres de la época de Góngora, utiliza el lenguaje de germanía y variedades lingüísticas pertenecientes a todos los ámbitos de la realidad, y multiplica la polisemia, con lo que consigue que el texto adquiera una gran profundidad semántica.
VI) También se le deben obras para que aprendieran la lengua española los extranjeros, como Diálogos familiares, en los cuales se contienen los discursos, modos de hablar, proverbios y palabras españolas más comunes, muy útiles para los que quieren aprender la lengua española (París, 1619), una colección de doce diálogos de los cuales cinco son suyos y los otros siete de John Minsheu, y Arte breve y compendiosa para aprender a leer, escrevir, pronunciar y hablar la lengua española (Londres, 1623, reimpresa en Zaragoza en 1892). El estilo de Juan de Luna es claro y preciso, ajeno a las veleidades conceptistas.
Es en este tratado donde aparece la definición que del concepto da Gracián: No se trata, en puridad, de una obra sobre el conceptismo, tal y como lo concibió Menéndez Pelayo en su Historia de las ideas estéticas en España, pues el concepto en Gracián es la expresión de una semejanza, desde un símil a una metáfora, desde una dilogía hasta la alegoría sostenida. Y estos tropos son utilizados tanto por escritores caracterizados como «conceptistas» como por los denominados «culteranistas».